• Regístrate
Estás leyendo: Apocalipsis comercial
Comparte esta noticia

Voces Ibero

Apocalipsis comercial

Varios autores

Publicidad
Publicidad

A partir de la aparición y crecimiento exponencial de los modelos de negocios de venta en línea, las tiendas tradicionales han tenido que enfrentar el reto de diferenciarse de la voraz competencia que les permita mantener e incrementar sus ventajas competitivas. 

Algunos analistas han venido anticipando la crisis para las empresas que mantienen un stock masivo de mercancías. 

En 2017, firmas como J.C. Penney, Macy’s y Sears se vieron obligados a cerrar un importante número de tiendas, a lo que se sumaron otras firmas durante 2018, y que ya se prevé seguirá en 2019.

Según Business Insider, más de 4,300 tiendas departamentales podrían cerrar durante este año. 

Firmas tradicionalmente conocidas por su prestigio y rentabilidad como Gap, Victoria’s Secret, Sears, Abercrombie & Fitch, Henri Bendel (con 123 años de existencia), Lowe’s y Nordstrom, entre muchas más, han estado cerrando locales. Este hecho parece concentrarse más en los estados del norte de Estados Unidos, pero la crisis es nacional. 

La misma situación afronta el 25% de los malls en ese país; las cadenas restauranteras también se han visto afectadas por la baja significativa de la presencia física de clientes. Cualquier deseo está a un click.

Pueden ser muchas las razones que expliquen esta situación. Como se dijo al inicio han surgido modelos de negocios innovadores con alto contenido tecnológico, lo que ha facilitado la vida de muchos. Es casi innecesario salir de casa para conseguir prácticamente cualquier producto o servicio. 

Comprar en línea tiene sus ventajas: es cómodo, permite comparar antes de decidir, hay promociones momentáneas atractivas, facilidad de pago y puede que ayude a un mejor control del presupuesto personal.

Las tiendas minoristas deberán ser muy creativas para hacer que el consumidor acuda a su espacio físico. Hay analistas que opinan que este hecho se ha exagerado, y que tal apocalipsis no existe. 

Puede que no desaparezca la tienda como la conocemos, pero es un hecho que las formas de compra están cambiando. No sólo está latente el riesgo de bancarrota de los retailers, sino la pérdida de empleos con su correspondiente costo social.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.