• Regístrate
Estás leyendo: ¿Qué hacer en el Parque Bicentenario para llenar?
Comparte esta noticia

Al descubierto

¿Qué hacer en el Parque Bicentenario para llenar?

Sofía Negrete

Publicidad
Publicidad

Un proyecto que nació y sigue siendo un “elefante blanco” pero ahora en agonía es el Parque Guanajuato Bicentenario. Desde su concepción fue severamente criticado principalmente por su ubicación y luego por su inversión que se duplicó.

El objetivo fue para celebrar el bicentenario de la Independencia y centenario de la Revolución, con un objetivo fomentar la cultura, educación y el entretenimiento.

En cuanto a su oferta no recuerdo que estuviese en algún momento al 100 por ciento, en su inauguración en noviembre, pese a trabajos a marchas forzadas, hubo geodésicas o salas de exposición solas y lo mismo ocurre a la fecha. Mientras que el área de comida nunca fue ocupado en su totalidad.

Sí al principio se veía la afluencia interesante de gente, como cualquier otro lugar el “boom” por conocer y por ser un lugar nuevo; debido a las severas críticas en la administración del ex gobernador Juan Manuel Oliva, se buscó la estrategia de llenar y una fue exigir a los alcaldes principalmente azules de facilitar y enviar camiones llenos de gente.

Creo que las dos únicas ocasiones que lo he visto al tope por los visitantes acudiendo de manera voluntaria fue en la inauguración y no por el acto protocolario sino por el invitado de lujo, por el concierto de Chayanne y la segunda ocasión fue abarrotado por la visita del Papa Benedicto XVI.

De ahí sin duda ha registrado fechas interesantes con ingresos importantes pero no hasta el tope con las dos fechas antes mencionadas.

Obras que sin duda acapararon la atención ya en la administración de Miguel Márquez, lo cual logró al tener un conocedor del tema al frente de turismo, Fernando Olivera Rocha, la exposición de El Titanic, El Cuerpo Humano, el Miguel Ángel o la Sábana Santa.

Los intentos navideños como una pista de hielo no abarrotaron como se esperaba o el intento fallido de un parque extremo en el área colindante.

La ausencia de gente y el intento por llenar ese lugar, ha orillado a las autoridades en llevar hasta ahí eventos de Gobierno como los informes o como hoy la presentación del plan de gobierno, otros gastronómicos, conciertos semivacíos, igual y se renta para una exposición bochos, de autos con atractivos de mujeres semidesnudas, en otro momento se rentó para comidas de fin de año de empresas y hubo quien hizo hasta una despedida.

En la resucitación de ese elefante blanco se han llevado oficinas de gobierno; ahora hasta se piensa en una universidad y hasta vendrán un despacho de Singapur para decir que se puede hacer y mientras eso sucede, mantenerlo en operación cuesta 50 millones de pesos.

sofia.negrete@milenio.com
twitter: @sofia_negrete

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.