¿Tenemos abandonado al Ejército?

Cuando empezó la llamada “guerra contra el narcotráfico”, hace 10 años, se repitió que la participación de las fuerzas armadas en ese terreno sería temporal; que era imposible confiar en las policías, y que la intervención del Ejército era inevitable. Hoy, sobre todo luego de la emboscada ocurrida recientemente en Culiacán, hay dos expresiones que se repiten constantemente cuando se habla del Ejército: desgaste y sensación de abandono, aunque no menos adecuado es el término que usa Héctor Aguilar Camín: “hartazgo”. En efecto, las duras palabras del general Cienfuegos después de ese crimen atroz sugieren que a las fuerzas armadas se les acaba la paciencia con lo que les exigen sociedad, medios y Gobierno. ¿Tenemos abandonado al Ejército? ¿La exigencia que pesa sobre sus hombros es excesiva? De ser así, ¿qué herramientas en necesario otorgarle?

REGRESAR
    1. Esteban Illades

      Historia de una relación ...

      Editor de Nexos. Autor de la columna ...
    2. Juan Pablo Becerra-Acosta M.

      La sangre de los militares ...

      Subdirector Editorial de Grupo Milenio.
    3. Guillermo Valdés Castellanos

      Notas sobre un debate ...

      Ex director del CISEN.
    4. Ernesto López Portillo

      Los últimos bomberos ...

      Director y fundador del Instituto para la ...