Inhalación profunda y… ¡adiós, estrés!

Desaparece la palabra 'estrés' en un dos por tres con esta técnica de respiración, que te ayudará a contenerte emocionalmente en momentos difíciles. 
Respirar profundamente puede ayudar a reducir la ansiedad.
Respirar profundamente puede ayudar a reducir la ansiedad. (Especial)

Ciudad de México

Puede que pienses que no tienes tiempo durante tus agitados días de trabajo, estudio o familia, pero los ejercicios de respiración profunda y otras prácticas de cuidado personal pueden darte un momento para detenerte, regular tu ritmo cardíaco y calmarte.

La respiración profunda estimula el nervio vago, que "es responsable de ciertas actividades sensoriales e información motora para el movimiento dentro del cuerpo", de acuerdo con Medical News Today. "Básicamente, es parte de un circuito que conecta el cuello, el corazón, los pulmones y el abdomen con el cerebro". El nervio vago envía señales a tu cerebro y cuerpo para recordarte que no estás en peligro, para que puedas afrontar tu día.

TE RECOMENDAMOS: ¡Aguas con el ponche! Puede elevar el nivel de azúcar.

Si bien hay una gran variedad de ejercicios de respiración, no necesitas nada para comenzar, solo tú mismo. Tómate unos minutos en este momento y prueba.

  • Busca un espacio tranquilo; de lo contrario, siéntate alto en la silla. Observa tu respiración. Sin cambiar nada, date cuenta de lo que está pasando físicamente en tu cuerpo.
  • Trae tu enfoque hacia adentro, dando conciencia a tu aliento. Nota que el aire sale y entra de tu cuerpo.
  • Comienza a respirar. Inhala por completo, dirigiendo la respiración hasta tu vientre bajo, y exhala lenta y completamente.
  • Coloca tus manos en el vientre y pecho, para sentir el aumento y caída de las inhalaciones. Repite de tres a cinco veces, o hasta que comiences a sentir que el estrés está desapareciendo.
  • No te desanimes si esto te resulta incómodo la primera vez; solo inténtalo de nuevo una vez que estés listo.
  • Para una mayor conexión a tierra, cambia tus pensamientos al presionar tus pies en el suelo (si está sentado en una silla).


FM