Falta de sueño, factor de riesgo para desarrollar diabetes

Un estudio hecho por el Centro de Ciencias de la Complejidad de la UNAM revela que 45 por ciento de quienes duermen menos de cinco horas genera resistencia a la insulina.
Especialistas comentaron la situación de esa enfermedad metabólica en un panel organizado por MILENIO.
Especialistas comentaron la situación de esa enfermedad metabólica en un panel organizado por MILENIO. (Juan Carlos Bautista)

México

Un estudio con alrededor de 250 alumnos de la Facultad de Medicina de la UNAM revela que el estrés y dormir cinco horas o menos propició que alrededor de 45 por ciento desarrollara resistencia a la insulina, hormona producida por el páncreas para procesar y regular la glucosa de los alimentos.

Christopher Stephens, coordinador del Proyecto Diabetes del Centro de Ciencias de la Complejidad de la UNAM, detalló que en ese protocolo se incluyeron alumnos sanos y sin otros factores de riesgo como obesidad y sobrepeso.

A los participantes se les efectuaron estudios de química sanguínea para evaluar todos los factores que pueden incidir en el desarrollo de dicha enfermedad metabólica.

MULTIFACTORIAL

Las muestras de sangre, detalló Stephens, fueron analizadas por el Instituto Nacional de Nutrición y en la actualidad las estudia el Hospital Juárez de México. El proyecto también involucra al Instituto Nacional de Medicina Genómica con la finalidad de hallar evidencia científica para determinar qué peso tiene la herencia genética.

El proyecto, dijo el experto, contempla una multitud de factores condicionantes además del sueño, entre los que también destacan la falta de ejercicio, el tipo de alimentación, los aspectos psicológicos y los antecedentes familiares.

Stephens, que participó en el foro Mujeres y Diabetes, organizado ayer por Grupo MILENIO, aclaró que el proyecto incluyó a los alumnos en abril de este año —antes involucró a más de mil profesores y trabajadores de la UNAM— y contempla más de 2 mil variables.

Los resultados del estudio, detalló el experto, hasta ahora revelan que “la mitad de estos estudiantes tiene un máximo de 5 horas de sueño y, por ello, podemos asegurar que no dormir se ha convertido en un factor de peso para que 45 por ciento presentara un alto nivel de resistencia a la insulina”, aseguró Stephens.

La investigación, acotó, es de seguimiento, por lo que será dentro de unos años más cuando se determine si los estudiantes resistentes a la insulina terminan por desarrollar diabetes.

EL FORO

“Teniendo la enfermedad ya no hay un paso atrás, eso es un hecho”, dijo el investigador en el foro que compartió con Mónica Hurtado, consultora en nutrición; Oliver López, gerente general de Cuidados de la Diabetes de Abbot México, y Martha Rangel Hernández, vocera de la Federación Mexicana de Diabetes.

La charla magistral corrió a cargo de Rafael Álvarez, doctor en ciencias y coordinador del diplomado en Obesidad de la UNAM, quien consideró esencial la corresponsabilidad de la sociedad, de los pacientes, familiares y de la gente hasta ahora sana para poder reducir este flagelo de salud pública que causa más de 100 mil decesos anualmente.

Los expertos comentaron que para reducir las posibilidades de desarrollar diabetes es necesario empoderar a la gente con información y educación.

De igual manera, concluyeron, es necesario tomar conciencia de la alimentación basándose en un principio fundamental: que los alimentos de origen vegetal deben de ser la base de una comida sana y en porciones adecuadas. Esto no significa, en absoluto, dejar de consumir alimentos catalogados como “altamente calóricos”, sino integrarlos con medida a la dieta diaria.

MÉXICO YA NO TIENE EL PRIMER LUGAR, PERO SÍ ALTA PREVALENCIA: SSA

Según cifras de la Federación Internacional de Diabetes, en 2017 México dejó de ser el primer lugar en personas con esta enfermedad a escala mundial y ahora es el segundo; sin embargo, ese puesto “es irrelevante” al contar con alta prevalencia de sobrepeso y obesidad (70 por ciento), dijo el subsecretario de Promoción y Prevención de la Salud de la Ssa, Pablo Kuri.

Detalló que la prevalencia de diabetes bajó de 10.2 por ciento —que era la tendencia para 2016—, a 9.4 por ciento, con lo que se muestra una desaceleración.

Durante una conferencia con motivo del Día Mundial de la Diabetes, Jesús González, director del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (Cenaprece), informó que en México mueren 12 personas por diabetes cada hora y que uno de cada seis decesos se debe a este padecimiento.

González destacó que, si bien hay estabilidad en la obesidad y sobrepeso en hombres, en las mujeres se reflejó un incremento, sobre todo en las que viven en zonas rurales y en las adolescentes, según la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2016.

Con información de Mónica García Ramírez/México.