• Regístrate
Estás leyendo: Tu derecho de acceso a la información
Comparte esta noticia
Sábado , 22.09.2018 / 17:42 Hoy

Tu derecho de acceso a la información

Por José Guadalupe Luna Hernández

A partir de la desconfianza se ha reformado el Estado, creando instituciones, sistemas y procedimientos...
Publicidad
Publicidad

              *Comisionado del Infoem y coordinador de la Comisión de Archivos y Gestión Documental del Sistema Nacional de Transparencia (SNT).



Hoy en día vemos los problemas del país en el rostro de las personas en situación de calle, en cada alerta AMBER o en aquel ex gobernante al que “se le empiezan a encontrar” propiedades y un nivel de vida inexplicable. Lo que termina por provocar sentimientos contagiosos de resentimiento.


A partir de la desconfianza se ha reformado al Estado, creando instituciones, sistemas y procedimientos. De ahí surgió el IFE ciudadanizado, ante la suspicacia de que el gobierno organizara las elecciones, luego se transformó en INE, ante las dudas de que no había una garantía sustantiva en las entidades federativas.


Junto a ésta crecieron otras instituciones autónomas en varias materias, entre ellas el derecho de acceso a la información y la creación de los órganos garantes de este derecho, órganos autónomos con facultades materialmente jurisdiccionales.

La Encuesta Nacional de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales realizada por el Inegi, en 2016, reportó que 40 por ciento de la población de más de 18 años consultó alguna información del gobierno; lo que más se consulta son los requisitos para hacer trámites e información de escuelas. Solo 1 por ciento sabe que puede hacer solicitar información de manera directa a los sujetos obligados.


Enorme es el reto que tenemos para socializar el ejercicio de este derecho, y para lograrlo necesitamos que la gente vea utilidad al realizar una solicitud y al recibir una respuesta de la autoridad, que además le sirva para algo.


La tarea no es sencilla y requiere perseverar en el desarrollo de todos estos procedimientos. Su uso y aprovechamiento solo pueden conseguirse con una ciudadanía más interesada, involucrada en los asuntos públicos y conciente de que solo ella puede provocar las transformaciones estructurales en nuestro país.

También necesita de un proceso permanente para cerrar los caminos de impunidad y exponer a tiempo y de manera exitosa los excesos y los errores, así como para reconocer los resultados y las buenas prácticas en el gobierno.


Para lograrlo necesitamos que la información exista, que se registre en documentos, que se organice, se resguarde en archivos administrativos actualizados y que se ponga a disposición de la gente, sin condicionamiento y con una perspectiva de apertura.


La publicación de la Ley General de Archivos servirá para eso, y aunque han pasado 45 días sin que aparezca, tenemos que promover su pronta implementación entendiendo que no va a ser fácil y que debemos trabajos con una visión de Estado para lograr que sus procedimientos se adopten en todas las instituciones públicas, de su éxito depende la defensa de los principios esenciales de la sociedad democrática: un modelo consolidado de apertura y rendición de cuentas en tiempo real. Los documentos son los testigos protegidos para recuperar la confianza y entender si vamos por la ruta correcta o para corregir, a tiempo, la actuación de los servidores públicos.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.