• Regístrate
Estás leyendo: Fui taquero, ejercí de ingeniero y enamoré a punta de detalles: Antonio Martín del Campo
Comparte esta noticia
Martes , 19.02.2019 / 12:58 Hoy

Fui taquero, ejercí de ingeniero y enamoré a punta de detalles: Antonio Martín del Campo

Entrevista

Senador por Aguascalientes e impulsor de la ley para crear la Secretaría de Seguridad Pública, cree injusto calificar a los legisladores de “flojos o levantamanos” y considera que tomar la tribuna en el Congreso no es lo correcto.
Publicidad
Publicidad

Para él la tauromaquia es arte y su torero predilecto es Joselito Adame. Es secretario de la Comisión de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural e integrante de las comisiones de Administración; Comunicaciones y Transportes; Hacienda y Crédito Público en el Senado.

Quien fue presidente de Acción Nacional en Aguascalientes, así como legislador local y alcalde en la capital de la entidad, dejó su carrera de ingeniero civil para dedicarse de lleno a la política, aunque dice que su formación le ayuda en sus tareas actuales.

El senador presume que dos iniciativas impulsadas por él ya fueron aprobadas: una, la creación de la Secretaría de Seguridad Pública, y la otra, la prisión preventiva oficiosa en delitos como robo, extorsión y huachicoleo.

En entrevista con MILENIO, platica del significado de ser panista en la actualidad, qué lugares recomienda para conocer en Aguascalientes y da tips para conquistar a las mujeres.

¿Qué lo motivó a estudiar ingeniería civil?

Desde muy joven pensaba estudiar alguna ingeniería, ya sea civil o mecánica. En la Universidad de Aguascalientes tenían la de civil y por eso opté por el ramo de la construcción. Terminé mi carrera, la ejercí cuatro años, pero desde estudiante ya estaba en el PAN.

De la ingeniería civil, ¿qué le gusta?

El proceso de construcción. En la ingeniería civil hay varias ramas como edificación, agua potable e infraestructura. En la iniciativa privada desarrollé temas como agua potable, alcantarillado y saneamiento, entre otros. 

¿Cuándo era estudiante pensó dedicarse a la política?

No, sí me gustaba pero nunca imaginé tener un cargo de elección popular. 

¿Le gusta cocinar? 

Casi no, no cocino porque siempre lo hace mi esposa, pero sí sé algunas cosas.

¿Cómo qué?

Mi papá tenía un negocio de tacos, entonces sé hacer tacos.

¿Usted trabajó como taquero con su papá?

Cuando fui diputado local aún ayudaba a picar la carne y despachar.

¿Cuál es su especialidad?

Los de pastor y costilla de res.

¿Qué lugar o atractivo recomienda para conocer su estado, Aguascalientes? 

La feria de San Marcos, definitivamente es la mejor feria de México, tienes que tomar dos días para hacer el recorrido. 

¿Recuerda cómo conquistó a su esposa?

Sí, duramos 10 años de novios; ella era muy joven, fui su único novio; hasta que tuvimos una economía sólida, nos casamos.

Para inexpertos en el amor, ¿qué tips daría para conquistar a una mujer? 

Primero ser sincero, dar pequeños detalles como una rosa, invitarla a salir. A veces los detalles tan pequeños que no son de gran costo hacen la diferencia.

¿Se acuerda cómo se le declaró? 

Sí, fue en una fiesta de unos primos, la invité a salir, aceptó y ahí me le declaré. 

¿Qué libro está leyendo ahora?

Estoy leyendo El aparente absurdo: 60 años de historia del PAN en Aguascalientes; son dos tomos, ya terminé el primero, este libro me lo regalaron y es de la vida del partido. Es muy interesante porque se da uno cuenta de quiénes nos antecedieron en el partido. 

¿Qué significa ser panista en la actualidad?

Es un gran orgullo poder ser panista, poder representar y trabajar con los ideales de nuestro partido, estoy convencido que es el mejor partido de México. Muchas de las veces los hombres como tal echamos a perder las instituciones pero como institución el PAN es el mejor. 

¿Cuáles son sus objetivos en el Senado?

Por un lado está cumplir mis compromisos de campaña, de 10 iniciativas que me comprometí con los ciudadanos, ocho ya las presenté; en el próximo periodo estaré presentando las dos restantes. Por otro lado, dejar un buen legado de iniciativas que sean sensibles a la gente para que sientan el beneficio de lo que hace uno. 

“Se tiene una percepción de los legisladores de que son flojos, levantamanos, que se duermen. Ojalá podamos cambiar esa percepción en la gente”.

¿Cómo le haría usted para cambiar esa percepción?

Tomar la tribuna de la Cámara no es algo que me guste hacer, yo prefiero el diálogo, es la manera para llegar a acuerdos y consensos.

¿No lo haría usted? 

No sé si no lo haría, pero yo no estoy de acuerdo con esas formas, debemos de tener alturas y por eso la ciudadanía nos califica mal, por esas actitudes. 

¿Cómo quiere ser recordado al terminar su periodo en el Senado de la República?

Que haya un reconocimiento en Aguascalientes; hay un paradigma muy sonado de que solo en campaña los políticos están con la gente y al llegar al cargo se olvidan; vamos a romper con eso y quiero ser recordado como un legislador que hizo leyes en beneficio de la gente.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.