• Regístrate
Estás leyendo: “El fin del programa de Chabelo, uno de mis trofeos”
Comparte esta noticia
Jueves , 25.04.2019 / 05:10 Hoy

“El fin del programa de Chabelo, uno de mis trofeos”

ENTREVISTA | Mikel Arriola

Pelotari, funcionario y candidato son las facetas de este aficionado al heavy metal de los 80, ufano de haber aprendido a alburear en campaña nada más ni nada menos que con una reina, la de Tepito
Publicidad
Publicidad

Desde la sala de juntas de su oficina, en la alcaldía de Cuajimalpa, Mikel Arriola observa todos los días la ciudad que buscó gobernar. En el librero tiene dos “trofeos” enmarcados: el primero es un oficio de 2016 sobre el superávit que, después de 35 años, consiguió el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), firmado por sus colaboradores cercanos y amigos, como el entonces director de Pemex, José González Anaya.

El otro es una nota periodística de julio de 2014 en la que se lee: “Chabelo, espantosa X a ley antichatarra”, y sobre la que recuerda: “Se nos fue encima por esa legislación, ya que restringió spots de bebidas azucaradas, chocolates, confitería y botanas en horarios familiares. Nos criticó severamente y a los pocos meses acabó su programa. Es un trofeo que tenemos por esa ley”.

¿Le gustó el servicio público?

Es mi pasión. Es algo que guardo en el corazón. Para mí es lo más importante, no como tema de política, es un tema de creación con método de soluciones para mejorar las condiciones de vida de la gente.

¿Qué significó la campaña por la Ciudad de México?

Ha sido el reto físico y mental más grande que he tenido hasta ahora. Es el periodo de tiempo, siete meses, que más he trabajado en mi vida. Me surgió un respeto por la gente que hace campañas, y descubrí una veta que no sabía que tenía, que había ensayado mucho en el Seguro Social, porque en dos años hicimos 180 giras; empecé a agarrarle mucho gusto, y cuando me ofrecieron la candidatura, no lo dudé, porque quería probarme en el escenario político; creo que salió muy bien ese experimento y hoy tengo un activo que la gente reconoce de manera positiva.

Hasta a alburear aprendió...

Sí, con la Reina del Albur, una gran guerrera de Tepito; sin ella no hubiéramos podido llegar hasta donde llegamos: el corazón del mercado y de La Fortaleza, donde están los murales de Las Cabronas de Tepito, mujeres que han sacado adelante a su familia a base de, como diría ella, muchos güevos, porque enfrentan situaciones muy adversas a diario, como la drogadicción, la violencia, la recurrente situación de estrés, además de que no hay fuerza pública, hay zonas impenetrables. Me alburearon y es un honor que lo haya hecho la Reina del Albur, no fue cualquiera, vendiendo mamelucos de a peso, creo que me di cuenta hasta el día siguiente, pero después volvimos mucho con Lourdes a esa zona donde, incluso, la intención del voto fue bastante alta.

Tuvo oportunidad de compartir campaña con Meade...

Jamás lo imaginamos, pero como equipo, yo empecé a trabajar con él desde 2002. Él traía el liderazgo de un equipo de mexicanos, técnicos dispuestos a trabajar con un buen récord de resultados en muchas instituciones y nosotros lo veíamos con una gran ilusión de llegar a la Presidencia. Nunca me imaginé ir al alimón con él de candidato, pero esto se dio el 27 de noviembre, cuando a él le hacen saber que será candidato del PRI y me pide acompañarlo en Ciudad de México. Estábamos viviendo un sueño juntos.

¿Qué está leyendo? -'Bad Blood' de John Carreyrou. Tiene que ver con un fraude en la industria farmacéutica en 2000. (Especial)


¿Qué lo apasiona?

El deporte ha sido siempre mi fortaleza en lo mental, empecé a jugar jai alai de manera seria cuando entré en la escuela de jai alai de México, la del Frontón de Acapulco. Aquí en Ciudad de México a los 13 años comencé a jugar mi primer Mundial juvenil y mi último torneo lo jugué a los 38 años. El deporte me sometió a una disciplina que hasta ahora conservo y, sobre todo, a ser muy dado a competir. Me sirve de catalizador de presiones, de estrés.

¿Qué música escucha?

Mucho rock de los 80. Me gusta Def Leppard, Van Halen, soy metalero. El otro día vi en Netflix un documental maravilloso de The Rolling Stones, se los recomiendo mucho. Me gusta mucho The Beatles. En español, La Unión, Nacha Pop, obviamente; es un poco fresa, pero Los Hombres G, ahora se vuelven a poner de moda Duncan Dhu, Joaquín Sabina, Joan Manuel Serrat, ese tipo de música.

Veo que le gusta mucho leer, ¿qué género?

Me acaban de regalar Nunca pares de Phil Knight. Me gustan mucho los textos de economía, lo que escribió Milton Friedman sobre por qué fracasan los países; también de ciencia política, El capital en el siglo XXI de Thomas Piketty.

¿En qué momento apaga el piloto automático?

Me lo apagaron el 1 de julio y sí fue difícil. Si a ti lo que más te gusta es jugar futbol, imagínate que te cierren la cancha o que te lastimen. Es un proceso personal complejo. Ahora en el despacho me entretengo muchísimo; sin embargo, la adrenalina del servicio público no la vives en ningún lugar.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.