• Regístrate
Estás leyendo: Javier Vargas Zempoaltécatl: Beatlemaniaco de corazón
Comparte esta noticia

Javier Vargas Zempoaltécatl: Beatlemaniaco de corazón

Entrevista

El secretario de la Contraloría relata parte de su trayectoria y aficiones.
Publicidad
Publicidad

Como estudiante, el secretario de la Contraloría, Javier Vargas Zempoaltécatl, ha logrado un desarrollo ejemplar.

Además de graduarse con honores fue distinguido con la Medalla al Mérito Universitario Gabino Barreda y el Instituto Mexicano de Líderes de Excelencia lo diferenció con el título Doctor Honoris Causa.

Su vida ha estado cimentada en el Derecho, en el ejemplo de su padre, un hombre responsable y disciplinado de quien forjó su personalidad, la cual le ha permitido durar 27 años en diversos mandos medios y superiores de áreas jurídicas y de fiscalización en la administración pública estatal y federal.

Es el segundo secretario del gabinete estatal que recibe a MILENIO Estado de México para mostrar su faceta fuera del servicio público, y habla desde uno de sus rincones preferidos: su oficina, un espacio al cual le impregnó su toque personal con tres grandes colecciones: una de autos miniatura, otra de búhos y todo lo relacionado con Los Beatles.

¿Desde cuándo tiene estas colecciones?

La colección de búhos desde que empecé mis estudios de Derecho, allá por los años 80. Aquí tengo varios y en casa otros más, yo creo que alrededor de 500.

Me gustan, son un símbolo de sabiduría y lealtad. También tengo un gran gusto por los coches miniatura, son como 30, a escala 1 a 18 que empezó con dos o tresvehículos que compre hace tiempo y poco a poco se fueron agregando otros.

La de Los Beatles realmente empezó en el servicio público, antes no tenía capacidad para comprar un disco, por eso no tengo de vinil, sólo CDs, todas las colecciones, tengo desde tazas, figuras, libros; prácticamente todos los discos, el rojo, el blanco, las colecciones, los remasterizados, los DVD´S, dominó, cartas, de todo.

¿Siempre pensó ser abogado?

De muy pequeño quise ser, en algún momento, médico, pero esa aspiración duró muy poco tiempo.

Iba en la primaria cuando decidí estudiar Derecho. Inicialmente el objetivo era convertirme en notario público, estudié en la UNAM, en la ENEP Acatlán, por ahí del tercer semestre, cuando tome mi primer curso de Derecho Administrativo con un maestro dedicado al servicio público, descubrí mi vocación por el servicio público y lo de notario quedó superado.

Los últimos 15 años he estado en Derecho Disciplinario, es mi pasión, una forma de vida, ¿Qué decir de la Universidad?, tengo recuerdos muy gratos, ahí hice los verdaderos amigos que hasta la fecha conservo.

¿Cuáles fueron sus diversiones en la infancia?

Con mis hermanos y un amigo que ya falleció, éramos vecinos, jugábamos a la patineta, a los patines, la avalancha, la bicicleta; la lotería, dominó, serpientes y escaleras, todos esos juegos clásicos.

Mi abuela materna es de Tlaxcala, igual que mi mamá, de allá mi apellido, Zempoaltécatl;por eso me encanta el mole y los chiles en nogada. En general disfruto mucho la comida casera, con una grata compañía, la familia, un amigo, esa es la tarde o velada ideal.

¿Siempre fue bien portado?

Mis compañeros me consideraban como una persona muy dedicada al estudio, serio, yo considero que no tanto, sino que es un compromiso que asumí y por el apoyo que me dieron mis padres para asistir a la UNAM.

Fue una oportunidad que no todos los mexicanos tienen y fui un estudiante dedicado, pero sí, siempre fui más bien precavido y prudente. Fue una hermosa infancia.

Fuimos siete hermanos, mi papá comerciante, mi mamá dedicada al hogar, en un hogar cordial y de disciplina, mi padre era muy disciplinado y de ahí la forma de ser de su servidor y de los hermanos; somos cuatro mujeres, tres hombres, yo soy el segundo; todos con carrera universitaria.

¿Cómo se divierte ahora?

Me gusta jugar domino, damas inglesas, juegos de mesa. El cine hasta la fecha me gusta, ver películas, de unos años para acá son las series, me emociono con ellas y cuando hay oportunidad veo tres o más capítulos; veo generalmente las relacionadas con temas deabogados, de juicio, intriga, suspenso, ese tipo.

Fiestas no mucho, solo familiares, de hecho, no soy un gran bailarín. Mi vida fuera del trabajo es tranquila, sigue apegada al estudio.

Hace poco intenté dos veces estudiar el Doctorado en la UNAM, pero la responsabilidad no me lo permitió y tuve que optar por una escuela privada donde estoy por concluir el grado y en un mes inicio la segunda Maestría, ahora en Políticas Anticorrupción, pero sin dejar de lado a la familia, a mis dos hijos, con quien me gusta ver una película, ir al cine, viajar . . . que por cierto tengo un gran pendiente, hacer un viaje con calma, con mi hija por sus 18 años y tratar de tomar vacaciones en la playa, con toda la familia, por lo menos una vez al año.

LC

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.