• Regístrate
Estás leyendo: Dignidad y bioética
Comparte esta noticia
Sábado , 23.06.2018 / 18:23 Hoy

Dignidad y bioética

El reconocimiento de la dignidad humana como el valor intrínseco que tenemos los seres humanos, implica una visión universalista que subyace a la bioética.

Publicidad
Publicidad

Gustavo Ortiz Millán

Ha habido mucha discusión recientemente en la bioética, y en la filosofía en general, acerca de si deberíamos deshacernos del concepto de dignidad. Algunos de estos escépticos de la dignidad piensan que es un concepto subjetivo, al que cada quien le da un significado particular, sin un significado universalmente aceptado, lo cual crea mucha controversia. Otros sostienen que es un concepto vacío o, en todo caso, es redundante, porque es sinónimo del concepto de autonomía, como sostiene Ruth Macklin. Otros más, como Steven Pinker, piensan que es un concepto “blando, subjetivo y difícilmente a la altura de las pesadas demandas morales que se le asignan”, un concepto que es usado para justificar una agenda conservadora en temas de bioética y que termina obstruyendo distintos tipos de investigación; por ejemplo, en nombre de la dignidad del embrión se ha prohibido el uso de células troncales embrionarias para terapias génicas.

Lee el texto completo aquí.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.