• Regístrate
Estás leyendo: AMLO niega 88 mil mdp para el NAIM en Texcoco
Comparte esta noticia
Domingo , 16.12.2018 / 17:03 Hoy

AMLO niega 88 mil mdp para el NAIM en Texcoco

Prevé el proyecto uso de recursos privados

En los documentos entregados al equipo de transición se detalla que el dinero puede ser fondeado con el cobro de TUA, Fibra E, concesión de estacionamiento...
1 / 2
Publicidad
Publicidad

Andrés Manuel López Obrador rechazó la entrega de 88 mil millones de pesos del presupuesto público para continuar las obras del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM).

En uno de los documentos entregados al propio equipo de transición del Presidente electo en julio pasado, ya se reconocía que falta por fondear este monto, pero también se establece que para no utilizar recursos fiscales “se podría acudir al mercado privado”.

“Cobro de la Tarifa de Uso Aeroportuario (TUA) a pasajeros de interconexión. Nueva colocación Fibra E. Concesión Centro de Transporte Terrestre (estacionamiento). Monetización terrenos Ciudad Aeropuerto. Modificar contrato ASA”, detalla el estudio.

Sin embargo, el próximo jefe del Ejecutivo aseguró que “hace unos cuantos días”, el fideicomiso del NAIM tuvo una reunión en la que “presentaron un estado de cuenta” y “están solicitando 88 mil millones de pesos del presupuesto público.

“Esto no es posible, nosotros no podríamos financiar esto. Se hablaba de que no se iban a necesitar estos fondos.

“Cuando me presentaron el dictamen, los de la comisión de nuestro gobierno, entre ellos, Carlos Urzúa (próximo secretario de Hacienda), me dicen: ‘Una de las ventajas que tiene continuar la construcción del nuevo aeropuerto de Texcoco es que es autofinanciable, se puede concesionar, no se requiere dinero del presupuesto’. Entonces ahora resulta que sí, que (piden) 88 mil millones de pesos”, relató en un video publicado en sus redes sociales.

Al respecto, el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, encargado de la construcción del NAIM, declinó comentar esta supuesta petición de recursos extra para la continuación del proyecto aeroportuario.

López Obrador también reveló que empresarios inversionistas del NAIM, “como Carlos Slim”, plantearon terminar el nuevo aeropuerto en el lago de Texcoco a un “costo menor” si se abaratan materiales, y se compran en México, además de si se fortalece el mercado interno.

“Lo que plantean Slim y un grupo (de empresarios) es que se pueden reducir los costos y, lo que más importa, que podrían hacerse cargo de la inversión sin que se utilicen recursos del presupuesto. En ese caso sí podríamos considerar la posibilidad de continuar con la construcción de Texcoco y no cancelar la obra”, subrayó.

Polémica por campaña

AMLO también dio a conocer una campaña que se implementaba desde la Presidencia de la República, en favor de concluir la construcción del nuevo aeropuerto en Texcoco, pero que supuestamente se canceló.

Relató que Javier Jiménez Espriú, próximo secretario de Comunicaciones y Transportes, recibió un correo electrónico del actual titular de la dependencia, Gerardo Ruiz Esparza, en el que le dio a conocer lo anterior.

López Obrador leyó la comunicación del pasado 5 de octubre: “(Ruiz Esparza a Jiménez Espriú) Le comento que el día de hoy me enteré de una campaña en favor del nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México —es decir, a favor de la continuación en Texcoco—, y le pedí a Federico Patiño —que es el encargado del fideicomiso para la construcción del aeropuerto de Texcoco— bajarla, espero que ya no se difunda.

“Dice el encargado de cancelarla: ‘Hoy por correo electrónico y vía telefónica a la Presidencia de la República se hizo la solicitud de suspensión de la campaña y ya se está llevando a cabo la cancelación en radio y televisión, misma que solo se transmite a través de tiempos oficiales.

‘Respecto a inserciones en periódicos y páginas web, ya se solicitó la suspensión de su publicación, se está informando a los medios alternos como Metro, TV Metro, Metrobús, camiones foráneos, y ya se solicitó al aeropuerto que deje de transmitir los spots en sus pantallas’. Es el mensaje”.

El mandatario electo aseveró que esta campaña “no la hace el fideicomiso, creo que tampoco la SCT, sino la Presidencia. A lo mejor ni siquiera está enterado de esto el presidente Peña, hay muchos intereses sobre este asunto”.

Al respecto, el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, informó que ordenó diferir el promocional a favor de la construcción del NAIM, pero negó que se haya “bajado”, como aseguró AMLO.

—No. Diferimos la campaña, no es que se haya bajado. La diferimos porque no es un momento propicio para entrar a una confrontación de sí-no. Por eso, más que bajarla, la diferimos; va a venir después”.

—¿A petición del nuevo gobierno?

—No, cero. Por decisión del secretario de Comunicaciones y Transportes.

Al preguntarle si la campaña no representaba interferir en la decisiones del gobierno actual, Ruiz Esparza señaló: “No. Es hacer las cosas civilizadamente y con tranquilidad; no está obstaculizando nada ni estamos dejando que obstaculice nada. Estamos avanzando en todo”.

Sobre un estudio que señala que es posible mantener el actual aeropuerto trabajando junto con el de Santa Lucía —al que se refirió López Obrador en su mensaje de internet de ayer—, el titular de Comunicaciones señaló que “el estudio de la fuente oficial está dado. Todos los estudios autorizados durante cuatro años están dados; son los mejores especialistas del mundo, esa es la opinión que cuenta, creo yo a mi modo de ver”.

—¿Usted le pediría (a López Obrador) que fuera imparcial?

—No, yo no pediría nada, cada quien su voluntad y su decisión.

—¿Pero se sigue generando incertidumbre?

—No por nosotros —aseguró Ruiz Esparza.

En su mensaje en redes, López Obrador también expresó que en julio pasado, cuando comenzó la difusión de este caso, “hablé de que (NAIM) llevaba un avance de 35 por ciento, pues no es cierto, es de 20 por ciento”.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.