• Regístrate
Estás leyendo: Soy aficionada a los superhéroes, a la pizza… y adicta a las redes sociales: Martha Tagle
Comparte esta noticia
Martes , 19.02.2019 / 12:40 Hoy

Soy aficionada a los superhéroes, a la pizza… y adicta a las redes sociales: Martha Tagle

Entrevista

Fanática de las novelas de Gabriel García Márquez, a quien le gusta releer, la diputada feminista de Movimiento Ciudadano revela que, junto con su hijo, no se pierde los estrenos de las películas de Marvel.
Publicidad
Publicidad

Militante del movimiento feminista más que de un partido político, la diputada federal Martha Tagle es reconocida como una aguerrida parlamentaria en tribuna, aunque en su niñez era introvertida, pues no se atrevía a alzar la voz ni a preguntar en clase al maestro.

La legisladora de MC identifica a Sor Juana como la primera feminista de México, es fanática de la comida italiana y, al lado de su hijo, no se pierde los estrenos de las películas de superhéroes.

¿Feminista de tiempo completo? 

Sí, soy feminista de tiempo completo desde hace algunos años; me descubrí, me fui iniciando en este proceso y, una vez que te haces feminista, que realmente entiendes lo que significa el feminismo, empiezas a trabajar, a militar; incluso, si me preguntaras cuál es mi militancia, en primer lugar, es en el feminismo.

¿Y cuál es el costo de ese activismo en su vida personal? 

Es difícil hablar de feminismo y considerarte feminista cuando hay muchas ideas peyorativas acerca del feminismo; se cree que es lo contrario al machismo y, además, cuando tú te colocas en una posición de defensa de los derechos de las mujeres, alejas a mucha gente, no saben cómo comportarse y entonces sí es una posición difícil.

Se habla de que esta es la Legislatura de la paridad de género, pero, a su juicio, ¿esto es solo un membrete o efectivamente se ha logrado algo? 

Se logró que tuviéramos una integración prácticamente paritaria de la Cámara de Diputados y del Senado, es la primera vez en la historia de México que se alcanza esto y es un buen motivo para decir que sí somos la Legislatura de la paridad, pero tenemos mucho trabajo por delante para no dejarlo en un membrete, porque si bien somos el mayor número de diputadas en la historia de este país, hasta el momento no hemos sacado una sola legislación a nuestro favor.

Además de activista feminista, ¿se considera una profesional de la política? 

Yo soy una política profesional, porque además de que llevo muchos años, por lo menos 26, estudié ciencia política en la UNAM. Yo no tengo familiares políticos, no tengo padrinos políticos, y creo que las mujeres en la política, como en muchas otras profesiones, tenemos que demostrar mucho más y eso implica prepararte más.

¿Hay alguna figura de la política que la haya inspirado a involucrarse en esta actividad? 

Pues, vieras que no. Yo vengo de una familia poblana, mi madre y mi abuela son fundamentales en mi vida, y no había nadie en la familia con esta actividad. Y si ahora me ven en tribuna y dicen que soy muy aguerrida, pues yo era introvertida. En la primaria era de las que no se atrevían a hacer una pregunta al maestro, no podía levantar la mano, no me atrevía a levantar la voz, y algo en mi adolescencia hizo que cambiara de ser la introvertida que le daba miedo hablar, que no participaba, a meterme a organizaciones, a una actividad de representación estudiantil. Eso me hizo llegar después a la política, creo que fue como un reto personal.

Al escuchar la palabra feminicidio, ¿qué viene a su mente? 

Pues es la forma más cruel de la violencia hacia las mujeres, es la representación máxima de ese odio, porque es la demostración de que la vida de una mujer no vale nada y de que solamente por el hecho de ser mujer se le puede matar sin que pase nada, porque el otro elemento del feminicidio es la impunidad.

Entre el activismo feminista y la actividad parlamentaria, ¿qué pasatiempos prefiere? 

Soy adicta a las redes sociales desde 2009 que empezaron en México, incluso mucho del activismo lo empezamos a organizar a través de las redes, y debo reconocer que sí, ya es una adicción, hasta mi hijo me lo reclama.

En la política difícilmente te puedes desconectar, no hay días libres, vacaciones definidas, pero el tiempo libre que tengo es de calidad para mi familia, para mi hijo, y lo que hago es estar con él, salir con él, le gusta mucho el cine, no nos perdemos los estrenos de las películas tipo Marvel y superhéroes. 

¿Su comida favorita? 

Siempre he sido fanática de la comida italiana, es muy “engordativa”, pero es muy rica, todas las pastas, pizzas... me gustan mucho.

¿Cuál es su autor favorito? 

Desde muy chica me encantó Gabriel García Márquez y hay muchos de sus libros que he releído, me gusta mucho la novela; la carrera me llevó a leer de teoría, de filosofía y demás, y sí es algo que fomento, pero si se trata de pasarla bien, prefiero la novela. En novela histórica, me fascina un libro de Enrique Serna, El seductor de la patria, que es la historia de Santa Anna. 

¿Qué está leyendo?

Cómo mueren las democracias, de Daniel Ziblatt y Steven Levitsky.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.