¿Trump quiere o no deportar a 11 millones de inmigrantes en EU?

El candidato republicano Donald Trump.
El candidato republicano Donald Trump. (Reuters)

Ciudad de México

Aunque Donald Trump diga y repita que no ha cambiado la postura de deportar a todos los inmigrantes indocumentados que viven en Estados Unidos, el magnate neoyorquino ya se moderó.

Hace un año, cuando se perfilaba como precandidato en la elección primaria del partido republicano, Trump dijo que México no mandaba a sus mejores ciudadanos sino a criminales y violadores.

Su plan migratorio entonces era construir un muro fronterizo con México, deportar a 11 millones de indocumentados que viven en aquél país y recuperar esos empleos.

PRIMERO DIJO:

"Vamos a construir el muro; será un muro poderoso, donde las personas no se meterán ni por debajo, ni por arriba ni por ningún lado; será un verdadero muro".

"Nos desharemos de los malos, porque tenemos algunos muy malos aquí, y lo sabes, como los miembros de pandillas en Los Ángeles, y si observas a estas pandillas, están conformadas 100% por migrantes ilegales; ellos se irán, y se irán de inmediato (...) Se les conoce como migrantes ilegales y están aquí ilegalmente; se tendrán que ir", dijo Trump en agosto de 2015, en un discurso cuando apenas soñaba con la posibilidad de ser candidato.

Ya como precandidato, Trump explicó -sin usar el término deportación- su plan migratorio, en el que habría que sacar a todos los migrantes indocumentados para que por la vía de la legalidad regresaran, incluidos los niños hijos de inmigrantes que para él no son ciudadanos americanos.

DESPUÉS SE MODERÓ:

"Vamos a empezar por construir el muro, un muro grande, hermoso y poderoso... puede tener un portón, puede tener una puerta, dejaremos pasar a las personas legalmente, pero tenemos que parar lo que está sucediendo en nuestro país, porque lo estamos perdiendo (...) preferiría averiguar si los niños ancla (de padres indocumentados) son realmente ciudadanos, porque muchas personas no creen que lo sean", soltó trump en un discurso en noviembre de 2015.

Pero el lunes pasado, luego de que Kellyanne Conway, su coordinadora de campaña, declarara que la política migratoria de Trump "está por definirse", el candidato republicano dijo que buscará una solución "justa pero firme" para todos.

AL FINAL CAMBIÓ...

"No, no estoy cambiando de postura, queremos llegar a una respuesta muy justa pero firme (para los migrantes ilegales)", dijo el candidato presidencial estadunidense en una entrevista con la cadena Fox News.

De calificarlos como criminales a ofrecer una solución justa para los migrantes indocumentados en Estados Unidos, El Polígrafo califica la postura de Donald Trump como BANDAZO.