• Regístrate
Estás leyendo: SME y crimen, las principales amenazas a seguridad de CFE
Comparte esta noticia

SME y crimen, las principales amenazas a seguridad de CFE

La empresa paga 46 mdp al mes por vigilancia del Ejército y la Marina para frenar el robo de cable y acero, así como para hacer frente al embate del sindicato que quiere recuperar instalaciones.
Publicidad
Publicidad

El Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) y la delincuencia organizada son los principales riesgos de seguridad para la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y su personal en las 132 instalaciones estratégicas con que cuenta, por lo que paga 46 millones de pesos mensuales a las secretarías de la Defensa y de Marina por protección y vigilancia para lo que desplazaron a mil 240 efectivos.

De acuerdo con el diagnóstico elaborado por la Subdirección de Seguridad Física de la empresa productiva del Estado en poder de MILENIO, personal del SME que surgió de la extinta Compañía de Luz y Fuerza del Centro emprendió actividades para “recuperar instalaciones”, lo que obligó a solicitar apoyo militar.

Respecto a la delincuencia organizada, el informe destaca que los actos de vandalismo y robo de acero estructural y cable conductor “ponen en riesgo el Sistema Eléctrico Nacional” con interrupciones en el suministro. Las áreas críticas están en Sinaloa, Tamaulipas, Veracruz, Estado de México, Puebla, Guanajuato, Guerrero y Michoacán.

Ante la incidencia delictiva se aumentó el patrullaje aéreo y terrestre de 248 mil 900 kilómetros en 2012 a 406 mil 316 kilómetros en 2018, con lo que se redujo el robo de acero de 533 a 226 toneladas en los mismos años.

Por los convenios de colaboración con Sedena y Semar para protección y seguridad de las instalaciones, y más patrullaje a las estructuras y líneas de transmisión de energía, la CFE paga 46 millones de pesos al mes

Para atender la instrucción de Manuel Bartlett Díaz, director general de la empresa, se propondrá reducir a 172 los militares que proporciona Sedena e implementar una cláusula para agregar un “destacamento en la zona de distribución de Reynosa, Tamaulipas”, lo que dependerá de la disminución de personal.

La vigilancia

El Cuerpo de Seguridad Física (CSF) de la CFE está integrado por mil 940 elementos, más 884 de Sedena y 356 de Semar; existen 142 vacantes. Adicionalmente, de forma independiente, se ofrece seguridad a 67 instalaciones estratégicas. Su presupuesto en 2018 fue de 2 mil 292 millones de pesos, de los cuales 560.1 millones fueron para servicios de vigilancia, entre ellos 296.5 millones para Sedena y 138 millones para Semar que no se liquidaron en su totalidad.

​El diagnóstico precisa que Sedena, en coordinación con la CSF, proporciona seguridad en 31 instalaciones y Semar en ocho, según los convenios de colaboración; además, Sedena otorga seguridad a 24 instalaciones y Semar a dos más de forma independiente.

De las siete regiones, en la sede tres, en Zapopan, Jalisco, es donde hay más personal: 470 elementos más 346 militares y 51 marinos. Aquí hay 27 instalaciones, entre ellas 11 de generación y 15 de transmisión, distribuidas en Jalisco, Aguascalientes, Michoacán, Zacatecas, San Luis Potosí, Colima, Nayarit y la parte sur de Guerrero.

Fricciones

El documento revela que se han presentado “fricciones” con el personal sindicalizado que “busca posesionarse de los accesos e impide la revisión de vehículos y personas sindicalizadas”, y que la “influencia del SME por recuperar instalaciones obligó a la superposición de fuerzas (servicios de varias dependencias en una sola instalación)”.

Además, en las instalaciones de Emiliano Zapata, en Temixco, Morelos, existe un cruce natural de agua que atraviesa la empresa y “durante temporadas de lluvia provoca un gran caudal, representando un riesgo potencial para trabajadores, instalaciones y población vecina”; en la subsidiaria Morelia Potencia se detectó un “tramo de 200 metros de barda perimetral que puede colapsar”.

Señala que “aspectos coyunturales como antagonismo del personal sindicalizado, la reducción de presupuesto, debilidades en la seguridad en instalaciones y la falta de adiestramiento del personal de seguridad física pueden afectar severamente la seguridad de las instalaciones estratégicas”.

Para 2019 la Dirección Corporativa de Finanzas de la CFE autorizó un presupuesto de mil 163.5 millones de pesos para la Subdirección de Seguridad Física, 687.3 millones menos que los recursos solicitados.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.