• Regístrate
Estás leyendo: ... Continuará
Comparte esta noticia
Sábado , 20.04.2019 / 11:28 Hoy

Columna de Xavier Moyssén Lechuga

... Continuará

Xavier Moyssén Lechuga

Publicidad
Publicidad

No requiere de consenso afirmar que todo lo que sabemos, todo lo que hacemos, todo lo que nos rodea, todo lo que somos, es imperfecto, o dicho en otros términos es perfectible, gracias a lo cual es que podemos avanzar.

Enseguida podríamos decir que lo único que podemos dar por seguro es el cambio, todo lo que nos rodea, lo que somos, lo que sabemos, lo que hacemos está en perpetuo cambio, unas veces es ostensible, otras no, unos serán para bien, otros para mal, pero que el estado actual de cosas cambiará, cambiará de seguro.

Con lo anterior quiero decir que no podría estar más que de acuerdo con que se estudien, se discutan y se hagan los cambios necesarios o pertinentes en las instituciones, en su normatividad, en las acciones que llevan a cabo. Tal es el caso de lo que se busca emprender en el Fonca (Fondo Nacional para la Cultura y las Artes) instancia de la Secretaría de Cultura, responsable de la administración de una buena parte de los recursos económicos que el Estado, o a través del Estado, se disponen para distintos proyectos culturales, entre ellos los estímulos para la creación, por medio del Sistema Nacional de Creadores y el Programa de Jóvenes Creadores.

Como resultado del vendaval transformador del gobierno federal en turno, el Fonca convoca a una serie de mesas de discusión sobre los siguientes temas: Descentralización e inclusión; Redistribución social; Vínculos interinstitucionales; y Comisiones de selección y criterios de evaluación. Hasta el momento se han llevado a cabo mesas en la Ciudad de México, la de aquí de Monterrey, que se celebró el pasado día 22; una más a desarrollarse en Mérida, Yucatán, hoy; para cerrar de nuevo en la Ciudad de México, dentro de tres días, el 29 del presente mes.

Mi opinión respecto a este tipo de eventos, que ya he expuesto en otras ocasiones, por ejemplo, con motivo de la ley estatal de cultura, es que las decisiones ya están tomadas (independientemente de si son las correctas o no) y que estas convocatorias sirven, simplemente, para legitimar los cambios que se llevarán a cabo.

Para hacer esta afirmación me baso en que para cuando se realicen estas consultas no se ha presentado explícita y públicamente, por parte del que convoca, ninguna propuesta, ninguna indicación que señale en qué consistirán los cambios que desean introducir o llevar a cabo. A partir del momento en que tú me muestras tu argumento, razón por la que me invitas a dialogar, yo puedo darte a conocer mi opinión o postura, antes no tiene ningún caso puesto que se perderá en el mar de argumentos que se recogen de estas mesas.

Debo aclarar que únicamente estuve presente en una de ellas, la reservada a las Comisiones de selección y criterios de evaluación. Más que hablar de la puerilidad e inocencia con que se ven estos ejercicios y las propuestas que se llevan a la mesa, me gustaría destacar lo que creo son dos o tres puntos valiosos. Uno, según lo anunciado, con el afán de ser más incluyentes, el texto de las convocatorias se traducirá a lenguas indígenas. Dos, se buscará unificar requisitos y lineamientos entre la convocatoria para los jóvenes creadores y la del Sistema Nacional de Creadores.

Tres. Por medio de Alfredo de Estéfano, fotógrafo y promotor cultural, se pidió se aumente el número de estímulos que se otorgan por la simple y sencilla razón de que en un país como el nuestro, con comunidades nutridas de creadores, son pocos los apoyos cuando sin bajar los estándares de calidad debieran alcanzar a más.

Y cuatro. De Estéfano puso el dedo en la llaga al mencionar que el presupuesto federal destinado a las actividades artísticas y culturales es ínfimo, si no es que ridículo, comparado con lo que otorgan otros países, incluso aquellos que no son tan ricos culturalmente hablando como México. Mientras esto no suceda, mesas vendrán y mesas se irán, como ya ha sucedido otras tantas veces y nada sucede.

Según Marina Núñez, en el futuro habremos de ver un nuevo Fonca e invitó a que, mientras tanto, el diálogo continúe.


moyssenl@gmail.com

https://soloartesvisuales.blogspot.mx


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.