• Regístrate
Estás leyendo: Limpiar el aire, tarea difícil
Comparte esta noticia
Viernes , 26.04.2019 / 03:28 Hoy

El Pulso

Limpiar el aire, tarea difícil

Víctor Martínez Lucio

Publicidad
Publicidad

¿Por qué no se avanza en resolver el problema de la contaminación del aire en Nuevo León? Muchos son los motivos, que en verdad no podrían explicarse en una frase; pero todos necesitan un elemento para comenzar a cambiar todo, voluntad.

En primera, comprender que el problema es multifactorial, y no dejar que nos digan que se arregla con una sola acción.

Hay que comenzar por entender que lo que no es medible no es controlable, insistir en revisar si la fórmula que se utiliza para medir la contaminación es la ideal. Después pensar en que si no mejoramos en la infraestructura de las estaciones, estamos perdiendo el tiempo, y de paso revisar si donde están ubicadas son los mejores puntos de la ciudad.

Después atacar el problema de la contaminación generada por las pedreras, que por décadas han explotado nuestros cerros, han construido empresas prósperas a costa de la salud de todos, aprovechando las laxas normas fijadas como requisito para operar.

Y en eso también hay que revisar la calidad de los combustibles que nos venden en el estado, que según especialistas es el peor que se produce en el país. Una vez que se atienda el problema será imposible negarnos a la verificación vehicular, pero bien hecha, sin corrupción.

Por si fuera poco, la calidad de los asfaltos en nuestras calles y avenidas también es otro punto a tomar en cuenta, ya que el polvo suspendido también proviene del rodamiento de vehículos en la ciudad.

La palabra clave también es movilidad; mientras no tengamos un trabajo inteligente y a conciencia en la materia seguiremos usando el vehículo como primera opción para movernos a falta de un transporte eficiente, bien planeado.

El desarrollo urbano es otra tarea pendiente, porque al crecimiento horizontal que llevamos se unen las componendas de autoridades y desarrolladores que construyen donde no se debe y como no se debe, sin importar el impacto que provocan, el colapso de la ciudad.

En la búsqueda de soluciones no pueden quedar fuera el gobierno, todos sus niveles. Son al menos ocho las dependencias que, en un grado mayor o menor, tienen responsabilidad en el tema. Todas las instancias cuentan con un presupuesto.y deberes que no han cumplido.

Mientras no haya un órgano que una las intenciones, ideas, conocimientos, logística y presupuestos, no iremos en la ruta correcta y seguiremos siendo responsables todos y nadie a la vez.

¿Por qué no ha pasado?.Los urbanistas no se preocupan realmente, los transportistas mandan en las rutas, los asfaltos y las pedreras ni se diga, la verificación es recaudatoria,.y de movilidad ni hablamos, es evidente el rezago.

Hay que abrir los ojos y limpiar el panorama, que cada quien haga lo que le toca, por ahí empieza todo.


victor.martinez@multimedios.com

Twitter: @victormtzlucio


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.