• Regístrate
Estás leyendo: ¿Reflexiones prácticas acerca de la Cultura en Puebla?
Comparte esta noticia
Sábado , 20.04.2019 / 11:28 Hoy

De neblinas y Don Goyo

¿Reflexiones prácticas acerca de la Cultura en Puebla?

Víctor Bacre Parra

Publicidad
Publicidad


Al Hispanista, Ian Gibson


Existen páginas y páginas, tratados sobre tratados y libros con libros y enciclopedias que nos dan numerosas acepciones, muchas definiciones y cientos de planteamientos sobre CULTURA. Ante ello, la que he ido construyendo, a partir de mi historia de vida, individual y colectiva, es el entender y comprender a la cultura “como aquel proceso permanente, abierto, incluyente, social y por ende humano que expresa la RELACIÓN (gracias viejo amigo, Carlos Marx, vigente) entre un sujeto o sujetos con la naturaleza, con el entorno, con los demás y consigo mismo, por medio de la PRODUCCIÓN, material y espiritual, de bienes tangibles e intangibles a fin de satisfacer las NECESIDADES que, individual y grupalmente, el Homo Sapiens-Faber-Viden, requiere”.

Esta producción y relación se sustenta en el trabajo, lenguaje y conocimiento que se conforman como PROCESOS EXISTENCIALES que van: desde la Gens Primitiva, pasando por el modo de producción antiguo y asiático que, transitan al esclavismo y llegan al feudalismo para desembocar-con sus múltiples contradicciones-al capitalismo imperante (constituido, desigualmente y con la combinación, de tardío, salvaje e imperialista). Y en esa transformación multilineal, se han erigido y se han creado instituciones (universidades y secretaría de cultura); tradiciones, bellas artes (aquí, desde el lenguaje musical y cantos, poesía y teatro, vestimenta y utensilios, vivienda, jeroglíficos y escritura, alfabeto e imprenta; pintura y escultura, danza y arquitectura más la tradición oral y las creencias, religiosas y civiles). Formas de gobierno, asambleas y tribunas, sindicatos, cooperativas; vías de comunicación y transportes, leyes, jueces y ejércitos, sacerdotes y hechiceros. Y la Ciencia, la Tecnología y la Ecología.

Asimismo, la invención de la agricultura, utilización de la madera, los metales y minerales como instrumentos de trabajo, de guerras y de recreación. Igualmente, con la domesticación y uso de los animales adoptados en ese mismo sentido. Y, aquí, la importancia del agua como medio vital de consumo, existencia, transporte, riego, hasta llegar a las civilizaciones madres y básicas, desarrolladas cerca de los ríos, arroyos y mares para de ahí influir de manera local, regional y mundial a la paulatina conformación de países, regiones, estados y continentes, incluyendo los viajes, el comercio y los llamados descubrimientos y conquistas (la búsqueda de las especias, del oro, piedras preciosas y la plata).

Puebla y México, no han escapado a esa historia universal. Con sus especificaciones y particularidades más los Modos de Producción Multilineales y la Ley del Desarrollo Desigual y Combinado, han sido- desde la llegada de los europeos, africanos y asiáticos-los ejes sobre los que se ha ido creando y desarrollando, la Realidad Cultural y sus expresiones, en nuestro entorno y sus relaciones, valga la reiteración, que ya señalamos en líneas anteriores.

Nuestra Visión, y de ahí una Misión con el compromiso que tenemos con la CULTURA, como proceso social fundamental, se ubica a partir de 4 considerandos:

a) Un estudio y conocimiento HOLÍSTICO: es decir, una ACTITUD teórico-práctico (PRÄXIS) basado en comprender-por medio del saber y conocer-las diversas teorías y paradigmas que el conocimiento actual basado en la Sociedad-Red y en las nuevas tecnologías de Información, nos ofrecen de manera amplia, abierta e incluyente, acerca de la Cultura.

b) Una actitud DIALÓGICA, es decir, con y el encuentro con el otro y con los demás, ir construyendo la actividad cultural participativa, desde abajo. Mínimamente, como sostenía Paulo Freire. Construir el diálogo comunicativo (también Habermas) y transformarse con Él y los Otros en educador-educando-educando-educador.

c) Una posición SINCRÉTICA, es decir, ofrecer la capacidad de Síntesis ante ese conocimiento “Panorámico” que, nos permita-por un lado-realizar acciones culturales concretas comunitarias y participativas (Bibliotecas, Misiones Culturales y educativas; por ejemplo: alfabetización y lectura de comprensión y goce.

Talleres, seminarios, círculos de estudios con aplicaciones derivadas. Y por el otro, trabajar y concretar acciones y hechos culturales comunitarios y participativos (sobre todo, con proyectos productivos)

Y, d) Una manifestación HEURÍSTICA, es decir, proponer por medio de la imaginación y de la creatividad, productos y procesos culturales prácticos, bellos, atractivos que muestren, emocional y racionalmente, la riqueza y fuerza de la Cultura como motor y cimiento del Desarrollo Humano, Armónico y de Convivencia, en aras de una equidad, justicia y libertad, humanas.

Éstas, sólo son, unas breves reflexiones prácticas que nos responden que, la CULTURA si ES y debe SER más, para todas y para todos los habitantes de la entidad poblana y de sus regiones y comunidades. Y también de México, de la América Latina y, por qué no? Del mundo.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.