• Regístrate
Estás leyendo: Así vivimos… Bajos salarios
Comparte esta noticia
Miércoles , 14.11.2018 / 11:37 Hoy

Observatorio de La Laguna

Así vivimos… Bajos salarios

Varios autores

Publicidad
Publicidad

En repetidas ocasiones hemos escuchado al presidente nacional, Enrique Peña Nieto, referirse a su mandato como “el sexenio del empleo”, que de acuerdo con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), alcanzó un máximo histórico de 20 millones 63 mil 433 trabajadores asegurados durante septiembre de 2018, es decir, más de 4.2 millones de empleos formales, más que los generados durante el sexenio Calderonista (2006-2012) 


Sin embargo, más allá del discurso triunfalista están los datos, mismos que revelan que 8 de cada 10 empleos generados durante el gobierno de EPN son remunerados con hasta $5,280 pesos mensuales. 


Por otra parte, a pesar de que el salario mínimo se incrementó de $80.04 en 2017 a $88.36 pesos en 2018, el costo de la canasta básica (alimentaria y no alimentaria), de acuerdo con cifras del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) representa 1.14 veces el salario mínimo. 

 
Por lo tanto, de acuerdo con el Coneval una familia urbana promedio requiere de un ingreso mensual de $12,078.7 pesos para hacer frente a sus necesidades básicas de alimentación, transporte, vestido, higiene, comunicación, étc. 


Respecto a la Zona Metropolitana de la Laguna, de acuerdo con datos del IMSS durante enero-septiembre de 2018 se han generado 13,916 nuevos empleos formales, sin embargo, de estos 5 de cada 10 son remunerados con hasta 2 salarios mínimos ($5,280 pesos mensuales). 


Es necesario que tanto gobierno como iniciativa privada desarrollen estrategias que contribuyan a la generación de empleo bien remunerado que permita a las personas elevar su condición social y hacer frente a sus necesidades prioritarias.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.