• Regístrate
Estás leyendo: Del silencio administrativo, la afirmativa ficta y la construcción de la ciudad
Comparte esta noticia
Viernes , 20.07.2018 / 07:22 Hoy

La ciudad a debate

Del silencio administrativo, la afirmativa ficta y la construcción de la ciudad

Varios autores

Publicidad
Publicidad

Agradeciendo la colaboración del Mtro Arq. Germán Tirado Sánchez, quien aporta su reflexión relativa al punto 7 de los temas a discutir según el contenido de la convocatoria a participar en este espacio denominado: La Ciudad a Debate, misma que se refiere a los tópicos Normatividad y Reglamentos y que, en esta oportunidad, se permitió expresar y compartir su opinión respecto a un tema que ha sido controvertido en distintos espacios y tiempos de nuestra comunidad: La afirmativa ficta.

En el registro de la historia reciente de esta metrópoli tapatía, se ha conocido por distintos medios la existencia de casos judiciales administrativos en los que, mediante la aplicación de la herramienta legal conocida como afirmativa ficta, y a través de demandas hechas por particulares ante el Tribunal de Justicia Administrativa de Jalisco (TJAJAL, o mejor conocido como TAE), se han otorgado licencias de construcción o giros comerciales obedeciendo a mandatos judiciales, aun cuando estas contravienen la normativa urbana aplicable. Casos recurrentes lo han sido demandas relativas a construcción y operación de estaciones de servicio gasolinero, así como edificaciones verticales.

En el caso del municipio de Guadalajara, el fenómeno a la exposición de la afirmativa ficta tuvo una efervescencia durante el periodo 2013-2015, fechas en las que fue conocido de manera pública, en una situación que causó polémica. Según información proporcionada por la unidad de transparencia del propio TAE, el número de mandatos judiciales con base en una afirmativa ficta, para emitir licencias mayores de construcción durante ese periodo, es proporcionalmente bajo y, aun cuando la información oficial demuestra un aumento del fenómeno durante el 2013 al 2015, el total de casos indican un 1.32% contra el universo total de licencias mayores de construcción emitidas en el periodo.

A pesar de esta poca representatividad, la existencia de estos laudos judiciales administrativos, así como las resoluciones impuestas por el TAE a los ayuntamientos para otorgar dichas licencias, aunado a los resultados de inequidad entre particulares y el desequilibrio del bienestar común, han generado una percepción negativa en la ciudadanía respecto a la afirmativa ficta más allá de la propia esencia y espíritu de la ley, siendo de importancia, por tanto, conocer más a fondo el significado de dicha figura legal.

Para entender lo relativo a esta figura legal, es necesario comprender su origen conceptual e histórico, el cual está ligado, de manera intima, con la gestación de los derechos humanos durante el desarrollo y transición de los sistemas económico-políticos hacia la tendencia del pensamiento liberal, en donde, tras el ocaso del Estado absoluto surge, entre otras, la necesidad de la comunicación entre los nuevos cuerpos de gobierno administradores de lo público, y los ciudadanos.

En nuestro país, el reflejo de lo anterior lo vemos plasmado en nuestro pacto social, la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (CPEUM), que en su artículo 8 establece que todo ciudadano nacional posee el derecho de petición (siempre y cuando este pedimento esté apegado a derecho), a ser escuchado y a obtener una respuesta por parte de la autoridad; el mismo artículo establece que esta respuesta oficial debe ser mediante escrito y en términos breves; lo anterior en virtud de garantizar una comunicación entre gobierno y gobernados, además de generar una atención efectiva al derecho humano a una buena administración pública.

Sin embargo, lo antes descrito como el ideal en una relación de comunicación gobierno-gobernado, se ve opacado en la realidad (ocasional pero recurrente) por la inactividad de la autoridad en otorgar una respuesta, en tiempo y forma, a peticiones apegadas a derecho hechas por particulares. A esta falta de respuesta oficial se le denomina Silencio Administrativo.

Ante ese silencio es que surgen las figuras de la Afirmativa y la Negativa Ficta como una herramienta legal a la que un particular puede acceder como un mecanismo de defensa ante el estado de incertidumbre provocado por dicho silencio, el cual es interpretado como una respuesta ficta o supuesta (del latín fictus: moldear, inventar, suponer) ya sea en el sentido positivo o negativo a la petición.

Para este caso, es necesario precisar que mientras para los actos regulatorios administrativos (como las solicitudes de licencias de construcción y licencias comerciales) el silencio administrativo se interpreta como una respuesta afirmativa a la petición; por otro lado en los actos declaratorios (como las solicitudes de dictamen de trazos usos y destinos) el silencio de la autoridad se interpreta en sentido negativo a lo solicitado. Todo lo mencionado no tiene una aplicación general, sino que está sujeto a casos específicos y definidos en cada reglamento de la función pública en que aplica, para el caso del municipio de Guadalajara, se encuentra contemplado en el Reglamento para la Gestión Integral del Municipio de Guadalajara (RGIMG).

De lo anterior podemos precisar la existencia de una relación estrecha entre los derechos humanos, los derechos constitucionales y la administración pública, en donde el derecho de petición, el silencio administrativo y la afirmativa ficta, son componentes que garantizan el respeto a la figura y los derechos particulares del ciudadano ante una autoridad.

Pero ¿Cuál es la importancia de este fenómeno legal-administrativo-judicial en la construcción de la ciudad?... Basta detenerse a pensar que en nuestra actualidad, la migración campo-ciudad es reconocida como uno de los fenómenos más importantes e impactantes para la sostenibilidad del planeta. En regiones como Latinoamérica ya se han rebasado las expectativas globales del crecimiento urbano. Según cifras del Banco Mundial, hasta el 2015 la cifra rondaba en el 79.87% de población habitante de centros urbanos latinoamericanos, mientras en México sumaba ya un 79.24%. Lo anterior significa, sin menospreciar la importancia del ámbito rural, que las ciudades concentran y generan cada vez un mayor número de problemáticas a resolver en su constante transformación.

Esta problemática frente a nosotros, obliga a observar las ciudades y sus procesos de una manera sistémica, con un enfoque de carácter múltiple e interdisciplinario, que nos ayude a comprender el comportamiento urbano y la tendencia global de las ciudades para inducir el crecimiento hacia un carácter sostenible.

Dado que la construcción física de las ciudades se da a partir de las decisiones que se toman desde el ámbito intangible (económico, político y social) de manera regular, resulta importante en este tenor el seguimiento de los procesos administrativos establecidos, así como su monitoreo, mantenimiento y mejoramiento continuo, incorporando nuevas formas de organización y métodos gerenciales a fin de que los gobiernos direccionen a sus comunidades al encuentro del bienestar común, asegurando que las acciones de gobierno tengan el propósito de la creación e incremento del valor público, como lo refieren analistas especializados.

Hoy existen herramientas para acercarse a ello, normativas como ISO para la estandarización de sistemas de calidad, o la Responsabilidad Social Corporativa (RSC), han ampliado sus alcances de acción del sector privado al sector público, en la búsqueda de mejorar los procesos que intervienen en la construcción de las ciudades, siendo un reto para cuerpos de gobierno y asociaciones civiles la correcta selección y utilización de las herramientas para la mejora de los procesos de la administración pública.

EN PROSPECTIVA…
Tema coyuntural de fundamental interés para el debate y consecución de conclusiones en torno al futuro inmediato de la metrópoli, es el que se refiere a la Visión Metropolitana que emerge a partir de la nueva conformación de la geografía política en la capital del Estado.

Asunto de importancia con relevantes y múltiples lecturas o significados, el hecho de que los nueve municipios que constituyen el AMG sean del mismo color partidista, presenta algunos aspectos positivos y otros más de índole reflexiva y digna de análisis.

Por tal motivo, esperamos que en el intervalo que antecede a la siguiente entrega tengamos tiempo de exponer, compartir y comentar ideas para entablar un diálogo constructivo en aras de encontrar soluciones posibles tendientes a la eficacia en la planeación, ejecución, seguimiento y evaluación de la agenda sobre el hecho metropolitano que ahora nos impone retos y desafíos.

JORGE FERNÁNDEZ ACOSTA, CARLOS ENRIQUE MARTÍNEZ, RODOLFO RAMOS OROZCO, SALVADOR DUEÑAS RODRÍGUEZ

Para cualquier opinión: Twitter@gdladebate y/o gdladebate@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.