• Regístrate
Estás leyendo: 549 municipios
Comparte esta noticia
Jueves , 25.04.2019 / 09:57 Hoy

Peras y Manzanas

549 municipios

Valeria Moy

Escuchar audio
Publicidad
Publicidad

La semana pasada en Acapulco se llevó a cabo la Convención Bancaria con el tema “Una visión de futuro”. No voy a hablar aquí del optimismo desmedido de los banqueros (aunque en corto el tono no era tan optimista), ni de las conferencias sobre la revolución tecnológica que tenemos encima. Quisiera, sin embargo, hablar de otro tema fundamental ahí comentado: la inclusión financiera.

Presento algunos datos. Con información del Global Findex Database, a nivel global hay 1.7 mil millones de adultos sin cuentas bancarias. La mitad de ellos está concentrada en 7 países entre los cuales se encuentra México, junto con China e India. (Para más información ver análisis de inclusión financiera en mexicocomovamos.mx). En México, con cifras presentadas en la Convención por Luis Niño de Rivera, nuevo presidente de la Asociación de Bancos de México, hay 37.5 millones de adultos en el país con una cuenta de ahorro, inversión, nómina, seguro o afore, aproximadamente 47%. En términos de crédito, 54.5 millones de adultos no tienen acceso a éste, de ningún tipo, ni hipotecario ni de consumo.

La disparidad regional también se observa en materia de inclusión financiera. México tiene 2,458 municipios, incluyendo las 16 alcaldías de la Ciudad de México. De esos municipios, 549 no tiene servicios financieros; 22.33% de los municipios del país, excluidos financieramente. Al igual que la pobreza y la desigualdad, la falta de acceso al sistema financiero está concentrada en el sureste, principalmente en Veracruz, Puebla, Oaxaca, Chiapas y Yucatán.

Alguna razón habrán tenido los bancos para no tener sucursales en esos 549 municipios. Los costos de mantener una sucursal en lugares de difícil acceso o con baja densidad poblacional quizás hayan jugado un papel. Pero hoy la tecnología permite disminuir significativamente los costos de transacción y les hará más fácil a los bancos cumplir con la responsabilidad social que tienen de acercar los servicios financieros a toda la población. Y en este sentido, Niño de Rivera manifestó a nombre de la banca su insatisfacción por tener todavía pendiente una tarea fundamental: la prosperidad incluyente.

Los teléfonos inteligentes y el internet harán esto posible. El compromiso tiene que ser de todas las partes. En el país hay aproximadamente 120 millones de líneas de telefonía celular, pero el acceso tendrá que mejorar y las líneas tendrán que mantenerse activas. Las empresas de telecomunicaciones necesitarán brindar mejores servicios de internet y probablemente la ayuda del gobierno será indispensable para lograrlo en ciertas regiones.

El presidente de la ABM se comprometió a dar servicios financieros en todos los municipios del país en estos seis años. Es un principio. Pero hay otro reto mayor: lograr que la integración financiera vaya más allá de la recepción de una transferencia o del pago de un bien; hacer que represente un verdadero beneficio para el usuario y no que solo sea una forma de obtener datos para uso y ganancia del prestador de servicios.

Hay muchos casos de éxito donde se ha logrado no solo la inclusión financiera, sino la disminución en el uso de efectivo mediante el uso de tecnologías asociadas a un teléfono celular. México tendría que seguir el ejemplo.

@ValeriaMoy

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.