• Regístrate
Estás leyendo: Lecciones de Talina, 25 años después
Comparte esta noticia
Sábado , 20.04.2019 / 11:38 Hoy

Estado fallido

Lecciones de Talina, 25 años después

Susana Moscatel

Publicidad
Publicidad

La historia de Colosio, que ya podemos ver en Netflix, tiene varios momentos verdaderamente dolorosos para nuestra patria. Sobre todo, como hemos reconocido en otras series de la plataforma, nos remite a personajes que no solo conocemos bien, sino que siguen presentes e influyentes en nuestro acontecer nacional.

Es cierto, igual que con Narcos México e incluso Luis Miguel: la serie, nadie está diciendo que esto es un documental. Pero no cabe duda de que se están diciendo cosas que antes eran secretos a voces y, debo confesarlo, con cada capítulo me pongo un poquito más triste. Hay una escena en el segundo capítulo, y quien haya estado pendiente de la historia sabe que esto no es un spoiler, donde aparece La Dama del Buen Decir, doña Talina Fernández, quien era parte del contingente de medios que la maquinaria del PRI llevaba a todos lados y que, por supuesto, estaba ahí el día del magnicidio. La serie (spoiler, pero realmente no) muestra a la conductora de Televisa viendo cómo Diana Laura Colosio llega al hospital donde aparentemente todos, incluyendo la prensa, ya estaban enterados de la muerte del candidato. Según narra la serie, Talina, conectada en vivo y por teléfono con Jacobo Zabludovsky recibe la petición de “¿puedes acercarte Talina? México necesita saber lo que está sintiendo en estos momentos difíciles”. A lo cual ella le hace una señal a su camarógrafo y le indica que no. Que no podía. Habrá quien recuerde el preciso intercambio de esa conversación. Jacobo ya no está para comentar al respecto. Pero todo esto coincide a grandes rasgos con la confusión absoluta que reinaba en ese día. Y estoy segura de que ganar la nota sobre cómo se sentía la viuda, quien según una narración de Talina, en una estupenda entrevista con Gustavo Adolfo Infante hace varios días, aún no sabía que lo era, “no era lo más importante del momento”. Haya sido como haya sido, y mis recuerdos respecto a esa cobertura enloquecida que veíamos en una pequeña pantalla en la escuela hace 25 años, en cierta forma coincide con lo que vimos en la pantalla. Pero también estamos con lo mejor de dos mundos, si hablamos de historia. Para muchos jóvenes que apenas recuerdan los tiempos del “indestructible” PRI, esta se puede quedar como la versión oficial de la historia. Y sí, hay mucho ahí que analizar. Muchos personajes que vuelven a ser expuestos. Algunos “malos” sorprendentes. Las eternas teorías de la conspiración (que no por eso quiere decir que no fueron al respecto).

Pero yo me quedé muy impactada con la forma en la que Netflix opta por mostrar la compasión de Talina Fernández en un momento imposible. Me sabe real. Y con tantas lecciones horribles sobre la mesa, considerando que estamos viviendo un tiempo similar en la vorágine de la información (recién había nacido Tv Azteca) por ahora me quedo con eso. El buen decir, según la historia que se narra hoy, no era solo un mote.

¡Que alguien me explique!

¿Cómo pasamos de una persona diciendo: “no tengo ningún comentario al respecto” a un titular estilo; “tal o cual famoso responde a nuestras inquisiciones?”

Twitter: @SusanaMoscatel

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.