• Regístrate
Estás leyendo: "etcétera", la revista
Comparte esta noticia
Sábado , 23.03.2019 / 04:47 Hoy

Columna de Rogelio Villareal

"etcétera", la revista

Rogelio Villarreal

Publicidad
Publicidad

Al momento de terminar de escribir esta columna —7 de diciembre a las 9 de la noche—, el artículo No le deseo éxito al nuevo gobierno, de Orquídea Fong Varela, lleva 61,913 visitas. Muchas, si se toma en cuenta que se publicó hace una semana en la versión en línea de la revista etcétera, que se dedica al análisis de los medios, de la política y de la cultura. Es, hay que decirlo, una revista nada complaciente con el poder en turno —lo fue con Calderón y con Peña Nieto— y lo es con el nuevo gobierno del apóstol de la llamada Cuarta Transformación. Por esa actitud crítica ha sufrido represalias.

Durante los últimos tres años del gobierno de Felipe Calderón, por ejemplo, la revista fue vetada para recibir publicidad oficial debido a las críticas a ese gobierno y, en particular, porque el director, Marco Levario Turcott, publicó una carta de Carlos Castillo Peraza dirigida a Calderón en la que hacía ver al entonces presidente como una persona autoritaria.

El 4 de febrero de 1993 comenzó a circular el semanario etcétera, fundado por Raúl Trejo Delarbre, Julio Chávez, Jesús Murillo, Ana Luisa Galván y Marco Levario Turcott. La versión para Internet apareció a mediados de 1996. Como ha sucedido con muchas publicaciones impresas, etcétera deja de salir en papel debido a la sensible baja en las ventas. En 2005 se vendían cinco mil ejemplares mensuales en promedio, más unas 500 suscripciones, en tanto que últimamente se vendían 1,200 ejemplares al mes más los 500 ejemplares de las suscripciones. Así, etcétera se suma a los medios que transitan a la plataforma digital —siguiendo una tendencia planetaria que puede resultar muy ventajosa. Creo que el director y su valioso equipo de reporteros y colaboradores tienen la suficiente experiencia y conocimiento para aprovechar las herramientas y las redes sociales que en la actualidad ofrece la web.

Es precisamente en su 18 aniversario cuando la versión impresa deja de circular. El último número, 216, noviembre de 2018, tiene como tema central La sociedad abierta y la exposición pública de lo privado, con colaboraciones de Angélica Recillas, El regreso de Aristegui a la radio y el fin del mito de la censura; Ya sé que sí aplauden y 18 años. Un homenaje a nuestra memoria, los dos de Alejandra Escobar; Call me fifí. Medios y 4T, de Juan Carlos Servín Morales; Si una caricatura no genera controversia no es buena, de Valeria Cuatecatl y Juan Alarcón Ayala; El adiós a la telefonía pública, de María Cristina Rosas; ¿La batalla de los sexos?, de Regina Freyman y, entre una decena de artículos más, el que da título a esta edición, de Sergio Octavio Contreras.

La doctora María Cristina Rosas ha sido una de las colaboradoras más fieles y, por supuesto, continuará en el proyecto web. “Su versatilidad temática”, dice Levario Turcott, “nos ha permitido ofrecer ensayos muy sólidos en distintas materias, diplomáticas, económicas, políticas e incluso cinematográficas”. La revista también ha contado con expertos destacados en materia de comunicación y la era digital, como el mencionado Sergio Octavio Contreras y Octavio Islas. Una parte fundamental del equipo son los articulistas y las reporteras que cubren no solamente los avatares de la cotidianidad, también participan en el análisis de la política y de los medios de comunicación, como Alejandra Escobar, Orquídea Fong y Angélica Recillas.

Le pregunté a Marco Levario respecto de las expectativas para este nuevo gobierno en relación con la libertad de prensa, en vista de los insultos y descalificaciones del presidente López Obrador a la que llama prensa fifí y a los conservadores que lo asedian. “El sentido principal de nuestra nueva etapa parte, precisamente, de que consideramos que está en riesgo la democracia y, en particular, el ejercicio de uno de los derechos fundamentales, como lo es la libertad informativa y de opinión”, me contestó. “La carrera del ahora Presidente se ha significado por la descalificación a los medios que lo han cuestionado. Grupo Radio Centro tradujo eso en la censura de Carlos Loret de Mola, por ejemplo, para dar relieve a una comunicadora que siempre ha coincidido en los trazos generales del discurso de Andrés Manuel López Obrador. El portal de etcétera documentará, como lo ha hecho siempre, las adversidades en las que desempeñan su trabajo los profesionales de la comunicación”. Cabe recordar que Levario es autor del libro El periodismo de ficción de Carmen Aristegui (México: Urano, 2013), en el que critica lo que ella llama su “derecho a la suspicacia”, su parcialidad y su carácter militante, algo que se puede advertir claramente en estos primeros días del nuevo régimen.

Para consolidar la nueva etapa digital de etcétera y continuar su labor como analistas de los medios de comunicación tradicionales y digitales, de sus tendencias, y contribuir a que México no dé un paso atrás en su historia, entre otros retrocesos, contra las libertades, la revista ha lanzado una campaña de fondeo. Da clic en el botón “Fondea etcétera” en etcetera.com.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.