• Regístrate
Estás leyendo: Del dictador al dictadorzuelo
Comparte esta noticia
Martes , 23.10.2018 / 22:23 Hoy

Nada personal

Del dictador al dictadorzuelo

Pablo Ruiz Meza

Publicidad
Publicidad

En la Nicaragua del dictador Anastasio Somoza Debayle (1967 a 1972, y de 1974 a 1979), fueron, principalmente, los jóvenes, entre ellos los universitarios, quienes hicieron frente a la dictadura para exigir libertades democráticas.

El movimiento sandinista (inspirado en el “General de Hombres Libres”, Augusto César Sandino) se agrupó en el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), y, a finales de la década de los 70, lograron derrocar a la dinastía Somoza.

Los sandinistas del Frente de Liberación Nacional lograron un amplio respaldo en Latinoamérica y mundo, incluso, al asumir el gobierno con el triunfo de la “revolución”, para hacer frente a “los contras” de la contra revolución, financiada por la CIA de Estados Unidos.

A un año de cumplirse 40 años del derrocamiento de la dictadura de Somoza, con el triunfo del sandinismo del Frente de Liberación Nacional, fundado por Carlos Fonseca, en 1961, parece repetirse la historia en este país centroamericano.

Cientos de mexicanos, muchos de ellos poblanos, se unieron al movimiento sandinistas, destacando las brigadas sanitarias en los campamentos cercanos a las líneas de fuego.

Fueron los tiempos de la solidaridad internacional, las secuelas de la revolución cubana que se extendieron a la prolongada guerra civil salvadoreña.

Recuperada la gobernabilidad democrática en Nicaragua, el partido de centroizquierda, el FSLN, empezó a perder el rumbo al aferrarse la familia Ortega al poder.

El pueblo nicaragüense resistió para derrocar al somocismo, este mismo pueblo tiene la autoridad moral y el derecho para exigirle a Daniel Ortega ponga fin a la represión que ha dejado 273 muertos y abandone el poder.

El gobierno de Ortega no es el sandinismo de Augusto César ni del FSLN.

pablo.ruiz@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.