• Regístrate
Estás leyendo: Escucha y piensa
Comparte esta noticia
Jueves , 25.04.2019 / 08:53 Hoy

Ojalá

Escucha y piensa

Óscar Glenn

Publicidad
Publicidad

Nos estamos acostumbrando a que el Presidente López Obrador en estos primeros meses de su gobierno siempre encuentre la forma de ser el centro de atención y salga generalmente victorioso de sus contiendas transformadoras. Son muchos los asuntos de la realidad de este país que en la percepción popular necesitan ser cambiados y el presidente es el designado para ello, pero debe sopesar muy bien los riesgos, escuchar más y razonar mejor para tomar decisiones.

El fin de semana reciente, durante la inauguración del Nuevo Estadio de Béisbol del Equipo de “Los Diablos”, el Presidente recibió una rechifla que no detuvieron las encuestas que retratan su popularidad, pero que bien pudo evitar contestar con una descalificación y una balandronada, pues se trataba de un asunto podría haberse sólo divertido y apostar por el buen humor para salir del paso.

El presidente vio la otra cara de lo que a diario cultiva y no es bueno ni correcto abuchear al Presidente, menos fue la forma de responder, porque claramente en este tiempo y en ese escenario, no se puede consolidar la idea de éxito o fracaso de su incipiente sexenio, pero dio motivo para debatirlo, y ojalá aprovechen para reflexionar al respecto. Si empezando la semana quería volver a saborear las delicias del afecto ciudadano, dejando atrás el mal rato sabatino, la presentación de los avances del Mecanismo de Protección a Defensores de Derechos Humanos y a Periodistas, que por su labor está en riesgo su integridad; era muy buen tema. Un gran reto sobre el que deben informar paulatinamente.

Con seis periodistas que han muerto desde el 1 de diciembre de 2018 a la fecha, donde sólo uno de ellos estaba bajo la protección del mecanismo, y en cuatro casos los responsables de los homicidios ya fueron detenidos los criminales; además nueve defensores de derechos humanos ultimados en lo que va del sexenio, y sólo en dos casos han logrado la identificación de los criminales, en siete tienen nulo avance. Merece mucha atención el tema. Entonces ¿qué necesidad había de exigir disculpas al Rey de España o al Papa por los agravios generados hace quinientos años en el proceso de conquista? De inmediato la respuesta negativa del Gobierno Español, mostró lo impertinente del hecho.

Más uno se pregunta si no hay nadie, más allá de la asesoría de su esposa, la escritora Beatriz Gutiérrez -por cierto Coordinadora Nacional de la Memoria Histórica y Cultural de México- que le diga al mandatario lo inconveniente de sus decisiones o si no hay nadie más a quien escuche y atienda antes de actuar. Ojalá que sí. _

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.