• Regístrate
Estás leyendo: Netflix sube el tono
Comparte esta noticia

Multicolor

Netflix sube el tono

Omar Ramos

Publicidad
Publicidad

Netflix me sorprende mucho. Llevo años emocionándome con lo que veo en esa pantalla, cosas que pensé que vería en mucho tiempo por los prejuicios de la sociedad, pero al parecer a la gente de esta plataforma le importa un pepino herir susceptibilidades e ignorancia, como a mí y millones de personas en el mundo. Por lo cual, su más reciente show habla sobre sadomasoquismo y lleva por nombre Bonding.

El show esta creado por Rightor Doyle, un hombre abiertamente gay que a su llegada a Nueva York hace varios años, trabajó como asistente de una dominatrix (según Wikipedia: una mujer que adopta el papel dominante en prácticas sexuales de dominación) y el programa está basado ligeramente en esa experiencia. Una joven dominatrix y su mejor amigo gay de la preparatoria que es contratado como su asistente y se adentrara en el mundo del sadomasoquismo. Un contenido que está a años luz de las empresas preocupadas por las “buenas costumbres”. Algo nuevo, divertido, fascinante, que pone luz a prácticas estigmatizadas.

Su creador dice: “Creamos un brillante y hermoso mundo en el cual podemos aceptar las extrañas y provocativas situaciones que experimentan los personajes, no como algo asqueroso o perturbador, sino como algo con lo que nos podemos identificar”. Diseñada bajo el esquema de 7 capítulos de 15 minutos, Bonding está ahí para explotarnos la cabeza y abrir nuestro panorama sexual.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.