• Regístrate
Estás leyendo: Pacificar a Guanajuato
Comparte esta noticia
Domingo , 23.09.2018 / 18:31 Hoy

En frecuencia

Pacificar a Guanajuato

Miguel Ángel Puértolas

Publicidad
Publicidad

Hoy el estado, debo decir que al igual que el país, le urge encontrar la paz, le urge regresar a aquellos tiempos en los que la preocupación más importante era contar con un empleo digno y bien pagado más que estar preocupados por si seremos o no víctimas de un delito.

Pero el proceso de pacificación de nuestro estado, debe ir a tono con un proceso a nivel nacional en el que todos seamos partícipes. El Estado como rector pero la sociedad civil como ejecutora de este proceso que entre más se tarde en iniciar más años nos costará llegar a esa paz que necesitamos.

El desarrollo del ser humano requiere de paz, no solo del crecimiento económico de un país, de nada sirven las riquezas si nos sabemos amenazados, pero además se vuelve el pronóstico fatal cuando a la pobreza le añadimos inseguridad.

El reto es grande, pues para alcanzar esa paz que soñamos tenemos que empezar desde nuestras casas, enseñando a los niños lo dañina que es la violencia, pero también desde la sociedad y el gobierno creando oportunidades para enseñarles que es posible un mundo mejor.

No veo un país en paz, cuando no hay justicia, desafortunadamente el tema de la injusticia está ligado a la corrupción y ese círculo vicioso genera enojo, resentimiento y muchas veces sed de venganza, lo cual degenera también en violencia.

Hoy todos los mexicanos somos víctimas de alguna manera de la delincuencia y de la violencia, hoy no hay un solo candidato que pueda con el paquete, si como sociedad no nos involucramos en las decisiones que se tomen para erradicar los altos índices de violencia que hoy vivimos.

La violencia elimina la posibilidad de ver un estado o un país en paz y esto no lo podemos permitir. Para alcanzar la paz debemos de trabajar en un sinnúmero de factores, eliminar la pobreza, incrementar las oportunidades de desarrollo, tener a la familia y al ser humano como eje de las políticas públicas, mostrarle a las futuras generaciones que México tiene rumbo y objetivo definido.

La violencia, genera más violencia, no es con las armas ni con policías con lo que nuestro país va a cambiar, es con educación, valores, oportunidad de crecimiento y vivir dignamente como vamos a contrarrestar este mal que nos aqueja.

Querer apostar a resolver la inseguridad con las armas solamente es como querer atacar el cáncer en etapa terminal. Todavía México no está en terapia intensiva, espero que así lo entendamos, espero que quienes lleguen al gobierno apuesten por pacificar al estado y al país de lo contrario, el costo podría ser impagable.

miguel.puertolas@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.