• Regístrate
Estás leyendo: La agenda del 2018: Política
Comparte esta noticia
Martes , 17.07.2018 / 00:53 Hoy

La agenda del 2018: Política

Publicidad
Publicidad

Este año es de efervescencia electoral, por primera vez en la historia moderna de nuestro país existe la posibilidad de la reelección, 84 años después de que se prohibiera. Ahora será una realidad la reelección legislativa y de ayuntamientos en México, producto de aquel famoso Pacto por México firmado por las principales fuerzas políticas de nuestro país hace casi seis años.

Hoy existe la posibilidad de dar continuidad a proyectos, en especial de las administraciones municipales, que originalmente se dedicaban a administrar un año de tres, pues el primero normalmente era de reconocimiento, el segundo de trabajo, en el mejor de los casos, y el tercero dedicado a la campaña en busca del hueso siguiente, por lo que se veía disminuida en gran medida la capacidad de operación de los ayuntamientos distraídos por los procesos electorales consecutivos.

Si existe un buen trabajo de los alcaldes que desean continuar tres años más en el cargo los ciudadanos tendrán la oportunidad de reelegir a su presidente municipal, asunto que no queda totalmente en manos de los gobernados, pues sigue dependiendo de la voluntad de los partidos políticos el permitirles contender de nuevo por el cargo en el que se encuentran.

Lo mismo sucede con los legisladores que deseen permanecer en el cargo, el trabajo pudo ser bueno, si es que existió pero seguirá dependiendo de los partidos el decidir si van o no van por la elección consecutiva, asunto que debería ser parte de las decisiones de los ciudadanos. Queda pendiente legislar, para que así como se facilita su llegada al cargo se facilite a los ciudadanos decidir si en medio del período se mantienen o no.

La figura de los independientes sigue sin prender, la mayoría de los cargos en juego en este 2018 serán acaparados por los partidos políticos, y lejos se ve la posibilidad de que un independiente llegue a la Presidencia de México, pues si en verdad hubiera interés en ello no batallarían tanto para conseguir las firmas que les permitan su registro, de hecho todo parece indicar que el tope de votos que podría tener un aspirante independiente es el total de firmas recabadas para conseguir el registro de su candidatura, cifra que queda muy lejos del 30 por ciento del electorado que termina dando el triunfo al candidato ganador.

Es claro que la pelea por la presidencia se centrará en las alianzas PRI-PVEM-Nueva Alianza, con José Antonio Meade a la cabeza, Morena-PT-PES, con Andrés Manuel López Obrador encabezándola y PAN-PRD-Movimiento Ciudadano con Ricardo Anaya como candidato, lo que deja claro que ningún partido solo se atrevió a ir por la silla presidencial, ante el desánimo de los ciudadanos hacia los institutos políticos, seguiremos sin una segunda vuelta con un presidente que llegará gracias a la mayor de las minorías, pues no será la mayoría de los mexicanos quienes decidan al que será el inquilino de Los Pinos por los próximos 6 años.

En el caso de Guanajuato la indefinición es clara, las alianzas nacionales requieren candidatos que les alleguen votos, aspirantes rentables del voto en serie, pues es raro el voto diferenciado al que se ha hecho llamado en innumerables ocasiones, así que a la espera de las directrices nacionales están quienes ya se apuntaron por el gobierno del estado.

Lamentablemente se espera como cada proceso electoral campañas de pocas propuestas, muchas acusaciones y mucho lodo, la guerra sucia será el común denominador y el desánimo provocado por un sistema de partidos hundido en la corrupción.

miguel.puertolas@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.