• Regístrate
Estás leyendo: "Obsesión": ¿Confiamos en Matthew McConaughey?
Comparte esta noticia
Jueves , 25.04.2019 / 09:09 Hoy

Bambi vs. Godzilla

"Obsesión": ¿Confiamos en Matthew McConaughey?

Maximiliano Torres

Publicidad
Publicidad

Una buena guía para saber qué película ver son los actores que aparecen en ella. No solo los buenos actores que garantizan un despliegue histriónico impresionante, sino que, además, tienen intuición para elegir guiones que resultan en películas interesantes. A Matthew McConaughey y Anne Hathaway yo los incluiría en ese selecto grupo. Ambos tienen su cuota de guiones bien elegidos. Entre las credenciales del buen gusto fílmico de McConaughey podemos mencionar: Interestelar, El Lobo de Wall Street, Dallas Buyers Club y Mud. Hathaway es de trayectoria más irregular, pero se nota que los proyectos que ha estado aceptando desde su Oscar por Los Miserables, son poco conformistas. Con esto en mente, fui a ver Obsesión, aparente thriller dirigido por Steven Knight (a quien le debemos Locke y Peaky Blinders) en el que los protagonistas de Interestelar se reencuentran para otra historia en la que el final hará toda la diferencia entre disfrutarla y detestarla.

Que nadie se deje llevar por el hecho de que en esta cinta Matthew McConaughey regresa a sus orígenes en un personaje bronceado, sin camisa, a la orilla del mar. Esto no será “Cómo perder un hombre en diez días” sino más bien “Cómo perder la trama de una película en diez minutos”. Baker Dill (McConaughey) vive autoexiliado en una pequeña Isla del Caribe. Nada sabemos acerca de qué lo llevó a pasar el resto de sus días pescando atún en altamar y dando clases de pesca a turistas. Su rutina se ve alterada el día que aparece su ex esposa Karen para pedirle ayuda. Su actual esposo la golpea y abusa también de Patrick, el hijo que Karen tuvo con Baker. Desesperada por terminar con el ciclo de violencia doméstica, Karen le propone a Baker llevarse a su esposo a pescar, emborracharlo y aventarlo al mar infestado de tiburones. Su pago por este favor serían diez millones de dólares. Baker no es la clase de hombre que aceptaría esos tratos, pero conforme la verdadera historia detrás de este plan de homicidio va revelándose, sabremos por qué es el indicado.

Obsesión arranca con un primer acto inquietante. Pese a que su conflicto parece establecido con la llegada de la ex esposa de Baker y su propuesta indecorosa, las señales de que algo en este escenario no es normal y está a punto de colapsar están por todas partes: ¿qué trata de decir el locutor de la radio que Baker escucha diario de camino al trabajo?, ¿por qué todos los habitantes de la isla saben la vida de todos con una sabiduría casi profética?, ¿quién es el hombre de traje que intenta contactar a Baker todos los días, sin éxito? Las respuestas se nos darán en un giro de trama lo suficientemente radical para decepcionar al espectador o mantenerlo más atento. Admito que esta revelación del guión (también autoría de Steven Knight) se siente como una solución creativa fácil, pero quizá es gracias al trabajo de reparto y su arranque sazonado con tono de cine negro que, llegado el momento en que el director jala alfombra debajo de nuestros pies, narrativamente hablando, uno está ya lo bastante involucrado con los personajes que desea seguirlos hasta donde lleguen. Si la ley del spoiler no fuera tan estricta, valdría la pena comentar su desenlace que, por más descabellado, tiene correspondencia con casos de la vida real. Si confía en los gustos de Matthew y Anne, véala sin miedo.


twitter.com/amaxnopoder

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.