• Regístrate
Estás leyendo: Tomas clandestinas
Comparte esta noticia

Comentario y Debate

Tomas clandestinas

Mauricio Valdés

Publicidad
Publicidad

La tragedia más reciente y fatal en Tlahuelilpan, Hidalgo, tenía lamentablemente antecedentes crecientes y cada vez más peligrosos. Conforme a la información especializada de la empresa “ERN, evaluando riesgos naturales”, en su boletín “ERNterate” del 17 de octubre de 2018, la cifra de tomas clandestinas en los ductos de PEMEX pasó de 691 en 2010 a 10,363 en 2017.
El tema se dijo desde hace mucho es de Seguridad Nacional. Muchos de los responsables ya no están en sus puestos, pero tampoco se sabe de las investigaciones hacia los culpables y los resultados.
Los deudos de los desaparecidos, muertos y heridos merecen nuestras condolencias. Lamentablemente el peligro sigue vigente. Basta de impunidad y lamentaciones. Se requieren medidas urgentes y eficaces que eviten una tragedia más.
La política de combate al robo de combustible ha demostrado ser ineficaz, tanto por esta desdicha, como por el desabasto que provocó, las molestias y parálisis, hasta la humillación y denostación de quienes tuvimos que formar largas filas para adquirir gasolina que prácticamente desapareció en varias zonas. Apenas se va regularizando su distribución, aunque siguen gasolineras cerradas y filas en algunas de ellas, en espera de disponer del combustible.
Aún no se cuantifica el daño económico provocado, más allá de las molestias, porque no sólo se afectó a los automovilistas, se perturbó también la distribución de productos y en algunos casos la planta de producción.Toda política gubernamental debe colocar en el centro de la atención al ser humano. Definir riesgos y afectaciones potenciales, frente a los beneficios que se buscan.
Por lo que se sugiere establecer y difundir claramente los delitos respectivos, así como sanciones ejemplares para quienes realicen, protejan o promuevan el robo de combustibles. Combatir el robo merece nuestro respaldo al Presidente López Obrador, siempre que el beneficio vaya a los mexicanos, anulando riesgos.
Atacar estos delitos siguiendo la pista del dinero hasta dar con los responsables, o más bien diría con los irresponsables y castigo ejemplar. El tema amerita un equipo de investigadores profesionales que identifiquen desde el origen hasta sus últimas consecuencias, para diseñar una adecuada política para erradicar esta práctica delictiva y proteger la vida y patrimonio de la población.
Faltan nombres y sancionados. Las gasolineras y particulares que compran o compraban gasolina robada deben ser denunciados y castigados. Se trata de robo a la nación y es por seguridad nacional.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.