• Regístrate
Estás leyendo: ¿“Huachicoleo”, robo o arreglos?
Comparte esta noticia

Comentario y Debate

¿“Huachicoleo”, robo o arreglos?

Mauricio Valdés

Publicidad
Publicidad

Hace tiempo, casi desde el año 2000, que se difunde información del robo de combustible a PEMEX, calificado con la extraña palabra de “huachicoleo”, aunque se trata de un delito de robo a la nación.

La información más reciente es que el ejército ha tomado el control de refinerías y centros de distribución de combustible. Sin embargo, la percepción de la población de los Estados del Bajío y parte del Estado de México, es de un desabasto nunca antes visto, con todos los inconvenientes, alarma y costos, que ya también se ha difundido, que se permite todo tipo de interpretaciones, desde el combate al huachicoleo, hasta el cambio de negocios de importación, el sospechosismo de “arreglos” o en el transporte de pipas.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador ha denunciado públicamente que se trata de un robo con participación desde arriba, es decir, de mandos superiores de la Administración Pública, principalmente de PEMEX, miles de millones de pesos saqueados, miles de pipas comercializadas en la clandestinidad. Lo que amerita completar la denuncia con nombres y sanciones ejemplares, porque el daño es mayúsculo y creciente. Ya basta de impunidad.

A pesar de la comunicación mañanera del Presidente, se carece de información oportuna para evitar la alarma a los consumidores afectados, principalmente en el fin de semana de retorno a las actividades para iniciar el 2019, después de las festividades de fin de año. Otra vez, falla la comunicación.

Nos quedamos con la idea de que la misión de PEMEX, desde su nacimiento, es suministrar con suficiencia y oportunidad los energéticos que requerimos los mexicanos. Y conste que la importación de gasolina ha sido creciente, tanto como el precio. Ahora se sabe que la gasolina más cara, es la que no se surte.

Las filas en las gasolineras eran largas y desesperantes. La angustia se notaba en todas las partes afectadas. Y lamentablemente las víctimas de todo este enredo, como dice la Biblia: los justos pagando por los pecadores.

En mayo de 2016, el entonces director de PEMEX, en encendido discurso, expuso el Plan de Negocios al 2020. Sus objetivos estratégicos estaban retóricamente expresados para el discurso y los aplausos. ¿Qué dirá ahora con la situación que padecemos? La empresa más grande de México nos falla a sus dueños, nosotros los mexicanos. Atrás quedó la imagen histórica del PEMEX orgullo de México. Urge recuperar su fortaleza nacionalista y cumplidora con los mexicanos, tope donde tope.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.