• Regístrate
Estás leyendo: Año de Pronóstico Reservado
Comparte esta noticia
Sábado , 23.06.2018 / 18:26 Hoy

Año de Pronóstico Reservado

Publicidad
Publicidad

Mis mejores deseos de bienestar y felicidad para nuestros amables lectores y equipo de Milenio.

Más allá de cortesías, mis deseos son especialmente sinceros por la turbulencia que se avecina, tanto por las cuestiones internas, como por las internacionales, unas derivadas de nuestra mala relación con el gobierno vecino del neosupremacista blanco D. Trump, sus políticas mexicanofóbicas, sus acciones internacionales provocadoras y belicistas, más la inestabilidad separatista europea y, española principalmente, sin dejar de mencionar los vaivenes de la economía internacional.

Por lo que se refiere a lo interno, entramos en la parte final de la postulación de candidatos presidenciales, a gubernaturas, a la renovación de las cámaras federales de senadores y diputados, de congresos locales y de ayuntamientos, especialmente relevante en nuestro Estado de México para el primer año de gobierno del Lic. Alfredo del Mazo Maza.

Esperemos que pasada la jornada electoral, se logre algo que hasta ahora suena difícil: que los candidatos y sus partidos reconozcan los resultados electorales, les favorezcan o no.

Por si algo faltara, el creciente costo de la vida y la consecuente pérdida del poder adquisitivo del salario.

Muchas inversiones esperarán hasta después del resultado de la elección presidencial, principalmente, aunque también será relevante la conformación de las cámaras federales, los congresos locales y ayuntamientos.

Un reto a la vista es la vigencia de los valores cívicos, correspondientes a cualidades democráticas exigibles por la ley, y por la naturaleza de la lucha política, a partidos y candidatos para respetar y hacer respetar la voluntad popular.

El desafío es, además, para quienes ejercen el poder constitucional.

Poder que debe ser moderado, equilibrado, realista, eficaz, eficiente, social y políticamente sensible, cooperativo, atento a la opinión pública y legal.

El funcionamiento democrático de la Administración Pública es indispensable para alentar el bienestar social. En los sistemas democráticos, su carácter público, especialmente durante períodos electorales, es demostrar que no son propiedad de dirigente o gobernante alguno, porque pertenecen al pueblo.

El gobernante debe saber y recordar que con transparencia habrá de rendir cuentas a la ciudadanía, por lo que debe predominar su conducta, legalmente ética.

La premisa de la Administración Pública es atender, conforme a la ley, las necesidades colectivas de los ciudadanos, más que las temporales para mantener el poder.

Cíclicamente en períodos electorales observamos que hay administraciones que se desvían de sus fines, violando flagrantemente la ley, con ausencia de criterios éticos y participan directamente en la lucha electoral.

Por eso deseo: que triunfe la esperanza sobre la experiencia.


@MauricioTexcoco

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.