• Regístrate
Estás leyendo: Aires del sureste
Comparte esta noticia
Domingo , 21.04.2019 / 17:48 Hoy

A puerta cerrada

Aires del sureste

Marcela Gómez Zalce

Publicidad
Publicidad

Nunca es segura, mi estimado, la alianza con un poderoso. Tormenta con vientos huracanados soplan dentro del PRI, donde en meses saldrá la convocatoria para elegir a la nueva dirigencia.

Por un lado, el partido hegemónico Morena encara una interesante pugna interna entre algunos de sus liderazgos que abiertamente desafían las señales de Palacio Nacional. Y en esa ruta tejen ya alianzas mirando al lejano 2024 que hace escala estratégica en la SCJN y estados donde se disputarán gubernaturas.

El combate se dará a ras de tierra. Estado por estado, municipio por municipio. La conquista de los espacios que pertenecen a López Obrador será por demás cautivadora. El tsunami de programas sociales jugará un rol fundamental al ser la semilla electoral que deberá dar frutos en 2021 y que hará hervir la olla política.

En el PRI existe jaloneo entre su nomenklatura y el gobernador Alejandro Moreno, mejor conocido como Alito, para disputar la dirigencia del tricolor. En días pasados el mandatario se reunió con Ivonne Ortega para tender puentes y analizar escenarios para evitar choques y disputas que solo terminarán dañando la vapuleada imagen de los priistas que son requisito para una gobernabilidad que necesita el país. Pensar que el PRI no tiene juego en el ajedrez presidencial es pecar de ingenuidad, y para mantener la hegemonía morena no puede existir una vía media entre la cumbre y el precipicio.

En el fondo López Obrador y el PRI tienen más en común que el primero con el PAN. Una ruta adecuada para desplazar a los panistas, que siguen sin brújula, no es descabellada y la primera parada es, sin duda, Puebla.

Y en los meses venideros los tricolores deberán sortear su proceso interno para llegar fuertes y unidos a su elección. Solo así podrán ser útiles para la 4T que ya sufre los embates de la realidad en varios frentes. El análisis que deben hacer los priistas es que una mala paz entre sus filas será peor que la guerra.

Por la Mirilla

Trasciende sugestivo encuentro (ya no tan) privado entre Riobóo, su esposa, Yasmín Esquivel, y Ricardo Monreal. Pues ¿cuál habrá sido el tema…?




@GomezZalce





Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.