• Regístrate
Estás leyendo: Expectativas de las tasas de interés
Comparte esta noticia
Miércoles , 24.04.2019 / 09:00 Hoy

Mercados en perspectiva

Expectativas de las tasas de interés

Manuel Juan Somoza

Escuchar audio
Publicidad
Publicidad

La reunión de Mercados Abiertos de la Reserva Federal del miércoles pasado, fortaleció la expectativa para no esperar alzas en la tasa de interés de referencia en lo que resta del año; es más, algunos analistas vieron el discurso tan benévolo hacia una política monetaria más laxa, que estiman que la tasa pudiera reducirse un poco a finales de año. Lo anterior es muy interesante para México, ya que en la reunión que celebrará Banxico el 28 de marzo para decidir qué hacer con la tasa local, se incrementa la posibilidad de que se reduzca en un cuarto de punto nuestra tasa de interés de referencia, que actualmente está en 8.25%; además, esta hipótesis adquiere más fuerza si en marzo se mantiene la fortaleza que ha mostrado el peso en los últimos días, que lo ha llevado a cotizar a 18.84 pesos por dólar, cuando hace apenas un par de semanas estaba por encima de los 19.40 pesos por dólar.

La decisión parece fácil si se toma en cuenta que la tasa real en pesos es muy alta, saque usted la cuenta: tasa de referencia 8.25% menos inflación estimada de 3.75%, nos arroja una tasa real de 4.5%, una de las más altas en la última década; sin embargo, Banxico además de ver esto, también tiene que poner en consideración riesgos internos y externos que podremos enfrentar.

En lo interno sigue vigente la preocupación sobre la salud de las finanzas públicas, que aunque todo apunta a que se están manejando conforme a lo presupuestado, los problemas en Pemex y los altos requerimientos de fondos que la paraestatal requiere para salir adelante, para algunos representa un gran riesgo hacia las finanzas públicas.

En lo externo, el tema comercial entre China y EU preocupa mucho, ya que si no hay un buen arreglo todos lo vamos a sufrir; asimismo, siempre está el riesgo de que la economía estadunidense se desacelere más de lo pronosticado, lo cual también tendría efectos negativos para nuestra nación.

Bajar la tasa en México seguramente traería una revaluación del dólar sobre el peso, lo cual no gusta a Banxico, ya que un dólar caro nos pega fuerte a la inflación; en función de lo anterior, la decisión de Banxico no está nada fácil.

Algo que ayudaría mucho sería una clarificación de la política energética: cuánto dinero se le va a dedicar a Pemex este año para incrementar la exploración y explotación y cuánto en los siguientes cinco años, cuánto se va a brindar a la nueva refinería y cuánto a mejorar el funcionamiento de las actuales; ¿igual este año y los cinco siguientes? Y lo más importante, de dónde saldrán los recursos, si la ecuación se contesta en forma correcta y existen recursos suficientes para todos, adelante; pero si no, será necesario decidir qué se hace ahora y qué después.

La política monetaria puede ayudar al crecimiento de la economía pero no es mágica; lo que nos puede y debe dar las bases para un crecimiento ordenado y sostenible son políticas públicas acertadas, y ahí se necesita trabajar más. Falta que mejore la seguridad y que el estado de derecho juegue un papel importante.

info@cism.mx
@CISomozaMusi
www.cism.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.