• Regístrate
Estás leyendo: La carta de AMLO
Comparte esta noticia
Jueves , 25.04.2019 / 08:51 Hoy

La Silla

La carta de AMLO

Manuel Baeza

Publicidad
Publicidad

De una vez les digo lo que viene para los próximos dos años en México: confrontaciones no sólo con el gobierno de España, sino que además habrá un clima de hostilidad comercial con las empresas originarias de ese país, tanto las ya instaladas en México, como con las que tienen intención de invertir en suelo nacional.

Todo por la carta en la que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, exige al rey de España, Felipe I, que ofrezca una disculpa “a los pueblos originarios por las violaciones de lo que hoy llamamos derechos humanos”.

La carta fue recibida en España el 1 de marzo, y la Casa Real había guardado silencio sobre la misma, hasta que ayer se supo que existía ese documento. Diarios españoles han dado cuenta de la molestia en el gobierno español por la solicitud del presidente mexicano, y por la filtración de la multicitada carta.

El País considera la carta como un “desafío diplomático” (¿dónde está Marcelo Ebrard?) de México hacia el gobierno español, y en el diario El Mundo se escribe que “el contenido de la carta y la voluntad del presidente mexicano ha levantado muchas astillas en la diplomacia española que, a pesar de haber recibido la carta hace varios días, no reaccionó hasta que se publicó su contenido”.

El hecho es importante, y dará lugar a innumerables críticas y debates. Me parece, sin embargo, que el propósito es provocar una mal ambiente hacia las empresas españolas en México, exacerbando el espíritu nacionalista en ambas naciones.

¿Para qué la confrontación? Para minar la fuerza empresarial española en nuestro país. Los dos bancos más grandes en México son de capital mayoritario español: BBVA Bancomer, y Santander. Y el interés de Morena por modificar el esquema de operación de las instituciones bancarias, sobre todo en el ramo de las comisiones hacia los usuarios, encontrará respaldo popular cuando se implementes, pues los afectados serán los españoles, y los beneficiados los mexicanos, según se publicitará abiertamente.

Además, al inhibir la participación española en otros renglones de la economía (construcción, energía) se abrirán mercados para las empresas chinas, o con capitales de latitudes alejadas de España y Estados Unidos.

Vienen, pues, dos años difíciles para la relación México-España. .

twitter: @baezamanuel


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.