• Regístrate
Estás leyendo: Partir por la mitad el dinero para partidos
Comparte esta noticia
Jueves , 18.04.2019 / 11:57 Hoy

Contracorriente

Partir por la mitad el dinero para partidos

Maite Azuela

Escuchar audio
Publicidad
Publicidad

El único presupuesto protegido en la Constitución es el de los partidos políticos. No hay una bolsa de recursos públicos garantizada constitucionalmente para desastres naturales, como el terremoto de 2017, ni para desnutrición infantil o atención de víctimas del crimen organizado. Las prioridades de una política de Estado se reflejan en la distribución del dinero. Así que como son los propios partidos los que deciden sobre el presupuesto, les viene como anillo al dedo tener una fórmula establecida en la Constitución que mantenga al alza su patrimonio anual y electoral.

Para que nos quede claro cómo se reparten los recursos, hay que revisar el artículo 41 de la Constitución, para las actividades permanentes de cada año les ofrece una fórmula fija a partir del total de ciudadanos inscritos en el padrón electoral –aquí entran todos los difuntos, los que perdieron o les fue robada la credencial, los que no han hecho cambio de domicilio, siempre y cuando no se hayan dado formalmente de baja del padrón electoral. El padrón se conforma por el número de solicitudes de credencial de elector y no por credenciales emitidas y vigentes. Para las elecciones de 2018 el padrón contaba con 92 millones de ciudadanos registrados. Pues ese número se multiplica por el 65 por ciento del salario mínimo diario vigente para Ciudad de México y se arma una bolsa de billetes. Esa bolsa se reparte de manera que 30 por ciento se divide equitativamente entre todos los partidos políticos con registro y 70 por ciento de manera proporcional a la obtención de votos de la elección de diputados inmediata anterior.

¿Por qué el padrón y no la lista nominal? ¿Por qué a partir del salario mínimo? ¿Por qué no dividen la mayoría de los recursos en forma equitativa y el 30 por ciento en forma proporcional? Aquí no acaban los porqué. Resulta que además para procesos electorales concurrentes, como lo serán ahora todos los procesos, se les dará adicionalmente 50 por ciento del financiamiento de lo que le corresponde a cada uno.

Una buena noticia circuló ayer en los diarios: la diputada Tatiana Clouthier, de Morena, presentó ante la Cámara de Diputados una iniciativa para reducir en 50 por ciento el presupuesto que año con año reciben los partidos políticos para sus actividades ordinarias. Demostró cómo se incrementó el presupuesto de los partidos hasta en 21 por ciento de 2009 a 2015. Y señaló que para 2019 si no se modificara la fórmula del artículo 41 Constitucional, los partidos serían acreedores a un total de 4 mil 965 millones 828 mil 351 pesos, que pretenden reducir a la mitad.

Parece un buen momento político para que una iniciativa que ha sido presentada en ocasiones previas por panistas y perredistas, pueda por fin llegar a buen puerto. Ahora que quienes tienen mayoría legislativa están dispuestos a realizar un recorte que siempre tuvo resistencias mayoritarias se ve viable. Morena deberá echar mano de su mayoría en la Cámara de Diputados y convencer a las y los senadores de la urgencia de reivindicar a los partidos retirándoles esas excesivas prerrogativas que insultan cualquier inteligencia.

@maiteazuela

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.