• Regístrate
Estás leyendo: La ciencia política involucrada en la ciencia social
Comparte esta noticia
Domingo , 15.07.2018 / 23:37 Hoy

La ciencia política involucrada en la ciencia social

Publicidad
Más opiniones
Publicidad

“Ojalá coincidan.”


Este artículo tiene que ver con la resultante entre los errores que cometen los políticos, por no tener método científico y la verdad, que desde Newton y antes con Paracelso y por supuesto Descartes, existía: soy y existo, o sea ciencia, prueba y entonces soy.

Resulta que ahora en la política, sobre todo en la local que es muy primitiva, como dice mi amigo Ricardo Rangel, no se considera el método científico y todo mundo habla sin tomar en cuenta que el método científico, las posibilidades y las encuestas tienen que ver con las características de un proyecto determinado, como el abatimiento de la pobreza y la inseguridad o la reducción de la deuda pública y la inflación.

En Nuevo León, muchos alcaldes quieren reelegirse y yo creo que los que sin duda lo merecen son los de Guadalupe, Monterrey y San Nicolás de los Garza, porque han trabajado, y se nota. Los demás tendrán que batallar, y si no quieren, que no se reelijan, porque también es cierto que pierden opciones políticas futuras. Esa es una decisión trascendente y difícil de aceptar, pero que se puede entender si uno piensa con método hegeliano. Todos recordamos a Hegel que hablaba de la antítesis, la síntesis, la contradicción y la verdad.

Empiezan las decisiones y creo que deben tomarse con inteligencia y rigor científico, es decir tomando en cuenta las necesidades del pueblo, que es el que los elige y es al que deben servir, y si algunos alcaldes ha dado buen servicio, deben seguir dándolo y no entrar al proceso tan emocional de la elección, vinculando así la realidad con la objetividad.

DESCARTES: Pienso, luego existo… Lo que importa en la política es el método científico, no la apariencia.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.