• Regístrate
Estás leyendo: La reforma educativa en suspenso
Comparte esta noticia
Sábado , 20.04.2019 / 01:13 Hoy

Tercer Grado

La reforma educativa en suspenso

Leopoldo Gómez

Escuchar audio
Publicidad
Publicidad

Cuando la propuesta educativa del gobierno parecía avanzar en la Cámara de Diputados, maestros de la CNTE impidieron su análisis en comisiones. Y si bien el bloqueo fue levantado, aún no hay señales de un acuerdo que sea aceptable para los maestros disidentes y, al mismo tiempo, para el PRI y el PAN.

Las exigencias “irreductibles” de los legisladores de oposición son concesiones “inaceptables” para la CNTE. El reto es mayor al que se planteó con la Guardia Nacional, pues esta vez, además de los partidos de oposición, está la Coordinadora, y cada bando estira la liga en sentido opuesto.

Los diputados del PRI y del PAN se muestran dispuestos a ir con la reforma siempre y cuando se mantengan sus propuestas. Destaca entre ellas la inclusión de los mecanismos para el ingreso, promoción y reconocimiento de los maestros en el artículo 3 constitucional, algo que la CNTE rechaza tajantemente. Para la disidencia magisterial, la relación laboral con el Estado debe seguir contemplada en el artículo 123.

La negociación se complica en el Senado, con priistas y panistas más adversos a la propuesta del Ejecutivo, con todo y los ajustes de los diputados. Ellos temen que, ante ciertas ambigüedades en la Constitución, la CNTE termine beneficiada por la legislación secundaria que podría aprobarse sin los votos de la oposición.

Por ello, algunos senadores panistas insisten en conocer las leyes secundarias antes de votar cualquier reforma constitucional. Si el PRI se suma a esta petición, es previsible que la aprobación de la reforma se postergue y que la CNTE endurezca su posición.

La situación es extraordinariamente compleja. Atender las peticiones de la oposición y darle garantías sobre el sentido de las leyes secundarias movilizaría a la CNTE, pero por las dinámicas internas de la disidencia magisterial, tal vez ese es un costo imposible de evitar.

Si esa es la lectura del gobierno, es previsible que privilegie una solución negociada con la oposición, como ocurrió con la Guardia Nacional. Si, por el contrario, cede ante la CNTE, un consenso legislativo así de amplio se ve imposible. Más aún, es muy probable que ni siquiera se reúnan los votos suficientes para lograr los cambios.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.