• Regístrate
Estás leyendo: Guardia, ganso, Jaurès y la PF…
Comparte esta noticia
Martes , 19.02.2019 / 13:49 Hoy

Doble fondo

Guardia, ganso, Jaurès y la PF…

Juan Pablo Becerra-Acosta

Publicidad
Publicidad

Crear la Guardia Nacional como propone el Presidente de la República tal vez no es lo mejor, pero, ¿qué hacemos diferente a lo que se ha intentado en los últimos 20 años? Leo y escucho sesudos diagnósticos, como si no los hubiéramos tenido en abundancia desde hace dos décadas, pero no observo que alguien exhiba casos exitosos que hayan neutralizado al crimen organizado y sometido a la delincuencia común. Nadie muestra ejemplos que hayan funcionado permanentemente en algún lugar del país.

A los políticamente correctos (incluida gente de la ONU) no les gusta la idea de que se cree una variante mexicana de la Guardia Civil española, de la Gendarmería Nacional francesa, ni del Arma dei Carabinieri de Italia, porque dicen… ¡que no podemos! Que somos incapaces. Casi idiotas. Que se nos va a salir de las manos. Insinúan que somos salvajes y rupestres y que no va a funcionar. Que se “va a militarizar” el país y no se resolverá nada. Eso es lo que propalan desde su parnaso: que nos teñiremos de más sangre.

Muy bien. La Guardia Nacional quizá no es lo ideal, pero es lo factible. Es arriesgado, sí, pero la política es tener valor para hacer las cosas y dejar la parálisis. Política es… ir al ideal, pero comprender lo real (Jean Jaurès). Lo ideal hubiera sido engrandecer y fortalecer la Policía Federal, pero lo real es que no lo hicieron: dejaron a los federales sin cuarteles, sin viviendas, sin mejores sueldos, sin viáticos, sin más capacitación, y aun así, con grandes esfuerzos, sus efectivos lograron crear cuerpos notables, como el antisecuestros.

Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto estancaron la Policía Federal, en vez de solidificarla y enraizarla. Tuvieron desde 1999 (Ernesto Zedillo) para engrandecerla, profesionalizarla y especializarla. Ya era para que, 20 años después, contáramos con 200 mil miembros de la PF estupendamente pagados y desplegados por todo el país, residiendo en cómodas viviendas y funcionales cuarteles (como los de la Policía Militar), pero no es así. Muchas veces se los topa uno ahí, en zonas de conflicto, sin recursos, mal viviendo en hoteles, a merced de las balas y el dinero de los capos.

La Guardia Nacional será consecuencia de la ineptitud de Fox, Calderón y Peña Nieto para erigir a la Policía Federal como la gran institución de seguridad que pudo haber sido. Debieron haber invertido mucho para que todos los federales tuvieran por lo menos una carrera, además de su preparación policial, y un mínimo de $100 mil pesos al mes de sueldo (¿o qué, valen más los diputados?), seguros médicos y de vida generosos, adiestramientos en Francia, Italia, España, Estados Unidos, Israel, Reino Unido. Honrarlos y estimularlos.

Ya no hay margen de maniobra. López Obrador no tiene tiempo. Él quiere Historia, con mayúscula. Quiere usar la gran infraestructura y disciplina de la Policía Militar, de la Policía Naval, e integrar ahí a los mejores hombres de la Policía Federal. Y quiere un milagro sexenal. Suerte. Bendigámonos.

Ahora bien, si se crea la Guardia Nacional y también fracasa, a pesar de que cuente con los más destacados elementos de las policías Militar, Naval y Federal, y además persisten violaciones a los derechos humanos, a ver entonces dónde se va a meter el ganso con su plumaje manchado de ineficiencia y sangre. Y México, México se habrá jodido más…

jpbecerra.acosta@milenio.com
@jpbecerraacosta

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.