• Regístrate
Estás leyendo: Ejemplos de vida
Comparte esta noticia
Miércoles , 14.11.2018 / 12:17 Hoy

Ekos

Ejemplos de vida

Javier García Bejos

Publicidad
Publicidad

El martes pasado, en la Residencia Oficial de Los Pinos, se entregó el Premio Nacional de la Juventud en su edición 2018, un reconocimiento que se entrega a jóvenes de entre 12 y 29 años de edad y cuya dedicación inspiraa los demás; en el progreso de las comunidades, no hay nada más importante para las nuevas generaciones que tener ejemplos de vida que los motiven y les enseñen el camino de la superación personal.

En este sentido, la historia de Nadia López García, originaria de Oaxaca, me cautivó de manera especial. La poetisa nacida en 1992 fue reconocida en la categoría “Fortalecimiento a la Cultura Indígena”, pero al escucharla hablar, me quedó claro que su impacto va mucho más allá de este tema. Siendo una mujer indígena de la Mixteca Alta, Nadia es un claro ejemplo de lo que se puede lograr cuando se tienen las ganas de salir adelante.

Ella nos platicó sobre cómo su mamá no concluyó la primaria, y hablaba solamente la lengua mixteca hasta los 15 años. Del mismo modo, su abuela superó el analfabetismo hasta los 60 años, en una comunidad con escaso acceso a servicios de salud y servicios básicos. “Soy mujer, soy indígena, soy migrante y soy joven, quizá, todas las características que, dolorosamente, presagian un futuro poco alentador”, expresó. Sin embargo, en una nación con marcadas diferencias entre grupos y regiones, se están creando condiciones para romper las tendencias que permitían que el origen determinara el destino.

Precisamente en esta semana, con las conmemoraciones del Día Mundial de la Alimentación y el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, vale la pena recordar avances incuestionables en materia de política social. Si bien aún tenemos mucho que recorrer para abatir el hambre y la marginación en todas sus formas, el número de mexicanas y mexicanos no pobres ni vulnerables aumentó en 4.5 millones entre 2012 y 2016. Fundamentalmente, además, la pobreza extrema cayó en 2.2 millones en el mismo periodo, una condición que lastima particularmente a los grupos indígenas en nuestro país.

“Trabajo para que ninguna persona sienta vergüenza ni temor de decir: yo soy indígena, para que nuestras lenguas y formas de ver el mundo nunca mueran. Ser indígena es eso, es tener un mundo y no renunciar a él”. Estas palabras que transmiten una profunda verdad, deben motivarnos para seguir hacia adelante, para construir una sociedad en donde todas las maneras de vivir, y de soñar, sean una posibilidad para todas y todos por igual.

Como bien aseveró Nadia, hoy México es un país en donde sí se puede desafiar al futuro; las historias de pobreza y exclusión pueden ser transformadas por unas de crecimiento y éxito. “Cuando te apasiona lo que haces, los obstáculos se convierten en experiencias de vida”. Me quedo con esta frase de una joven indígena que, compartiéndonos su realidad, demuestra que no hay nada más importante que ser fiel a ti mismo y trabajar por lo que quieres.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.