• Regístrate
Estás leyendo: La hoguera de las obviedades
Comparte esta noticia
Martes , 17.07.2018 / 00:29 Hoy

Política cero

La hoguera de las obviedades

Jairo Calixto Albarrán

Publicidad
Publicidad

“Si un conservador es un liberal que ha sido atracado, un liberal es un conservador que ha sido arrestado”. Así, esta frase del finado maestro Tom Wolfe, quien nos enseñara a pecar en la inmaculada casa del periodismo, explica a la perfección la lógica huarachuda de los frentes y las coaliciones en México. Es una lástima que el autor de La hoguera de las vanidades (que acá podría aplicársele la licencia profética de “La hoguera de las obviedades”) no haya conocido al dios del humorismo pando, El Bronco, que quiere ser el Luis Miguel de la polaca macuarra, quien con sus gracejadas y arrebatos por probable falta de Prozac ha rebasado al expresichente Fox.

O sea, en vida, compadre, en vida, teníamos que haber importado a Wolfe para que nos auxiliara a comprender los muy kukluxklanescos spots de Niquel Arriola, que parecen inspirados en el pensamiento superior de Sandoval Íñiguez y Norbeto Rivera en un delirio tras el vino de consagrar. Igual para entender la existencia misma del Nuño Artillero, que quiere hacer pasar su rebaso de gastos en publicidad en la SEP de un 2,700% como una inversión o, peor aún, a la manera de un agregado para la canasta básica de los mexican curious.

Sin duda con una cierta mirada sobre la patria, el maese nos hubiera ofrecido una reflexión sesuda sobre el método de reducción de peso del dotor Mit que está causando furor; ya la gente no sabe si abismarse en la serie de Luis Miguel, que te genera una nostalgia de esas gachas, o meterse de candidato perdedor para quitarse esos kilitos de más al ritmo de “Miénteme como siempre, por favor, miénteme, necesito creerte, convénceme”. Algo que le tendrían que haber cantado los priistas a su candidote antes de que fuera demasiado tarde.

Como quiera que sea, a través del arte del nuevo periodismo, don Wolfe podría ofrecernos una luz para entender la facilidad de Margarita para desaparecer en esta campaña que más bien parece “La campaña de la candidata invisible”, el musical. O sea, ni el Subjefe Diego desapareció tanto después de aquel debate presidencial. La única manera en que la señora Zavala podría remontar en las encuestas sería rendirle un homenaje a Sasha Montenegro cuando agarraba a zapes a López Porpillo y producir un spot en una onda bien bondage, dándole de latigazos a su maridito bajo el grito de “¡¿cuántos más, Calderón, cuántos más?!”. “Los que usted quiera, mi lady”.

Sería un hit con casa llena. Os lo prometo.

Y quién sino Tom tendría la estatura intelectual para traducir al español dos frases fundamentales de Chicken Little Anaya quien, sin risas grabadas, afirmó: “Hay quien cree que el PAN es un partido de derecha, cuando el PAN es un partido humanista de enfoque demócrata cristiano”. Y el último plagio al Peje, que parece explicación de Banamex ante los supuestos hackeos:”El lío no es tener dinero, sino que sea mal habido”.

“La sanación más segura para la vanidad, es la soledad”, dijo el maestro Tom Wolfe.

jairo.calixto@milenio.com
www.twitter.com/jairocalixto

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.