• Regístrate
Estás leyendo: ‘Jelipillo’, pillo pillo
Comparte esta noticia
Martes , 16.10.2018 / 06:14 Hoy

Política cero

‘Jelipillo’, pillo pillo

Jairo Calixto Albarrán

Publicidad
Publicidad

Si lo del bodorrio fifí de Yáñez ha sido un dolor de muelas para Amlove (hice una encuesta a través de mi cuenta de Twitter y hasta el momento los casi mil participantes piden no que corran a Cesarito, ni que lo manden al Cerro de las Campanas ni poner en manos de los derechairos para que lo linchen sin fin, sino que después de su paso por la revista ¡Hola!, lo que se exige es que se vaya a vivir a Ecatepunk), no me imagino qué habrá sentido Jelipillo Calderón, ese dechado de humanismo pando, cuando el general Cienfuegos afirmó que el Ejército contemplaba que la legalización de la amapola sería una opción ante la violencia. O sea, después de tantos años dedicados a exaltar el prohibicionismo, la persecución y la violencia institucional, al ex preciso le ha de haber caído como una turba de ladillas en el coxis todo esto.

Si los dichos de Zedillo, que reconocía su error por mantener una estrategia militar en el combate a las drogas y los carteles, seguramente le cayó peor que la existencia misma de Ricky Riquín Canayín, lo del secretario de la Sedena debió ser un patadón en las gónadas. No se vale.

Otra de las cosas que dijo Cienfuegos es que gracias a la tecnología satelital habían elevado la destrucción de 62% más amapola. No estaría mal utilizar también esas herramientas para apañar a esas empresas fantasma que timaron con facturas apócrifas al SAT (2 billones de pesos), mientras le aplicaba la terapia del terrorismo fiscal al resto de los incautos.

Sobre todo porque me lo traen más de bajada que al Peje por el caos y el desorden que se traen sus contlapaches morenistas que piden a gritos un estátequieto, pues como si no tuviera suficiente, también se le apareció el espectro del fraude de 2006 ni más ni menos que en boca de otro muchacho chicho de elecciones gachas como Robertico Limonta Madrazo, ese amo y señor de los atajos en los maratones.

O sea, tristemente ya lo único que le faltaría es que los niños de la Guardería ABC de Hermosillo lo persigan en sus pesadillas. Pero lo dudo, como el entonces góber de Sonora, Eduardo Bours, Jelipe, afortunadamente, debe dormir como un bebé.

Lo único que debe tener medio contento a Calderón es que en Brasil va ganando un ultraderechoso como Jair Messias Bolsonaro, maravillas del tipo “El error de la dictadura fue torturar y no matar” o “Preferiría que mi hijo estuviera muerto a que fuera homosexual”. Un sujeto que bien podría unirse con Kavanaugh, Trump y Harvey Weinstein en el colectivo Bill Cosby.

jairo.calixto@milenio.com
www.twitter.com/jairocalixto

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.