• Regístrate
Estás leyendo: La paradoja urbana de los sinaloenses
Comparte esta noticia
Viernes , 19.10.2018 / 01:28 Hoy

El Manubrio

La paradoja urbana de los sinaloenses

Héctor Zamarrón

Publicidad
Publicidad

En Sinaloa hay un automóvil por cada dos habitantes, una de las tasas más altas de motorización del país. Al mismo tiempo, encabeza las muertes y los atropellamientos viales, sobre todo de niños. Dos caras del mismo fenómeno.

Quizá en compensación, sus principales ciudades comienzan a cambiar y pueden inclinar la balanza en el mediano plazo. Ojalá, porque les urge.

Los Mochis tiene la primera zona 30 del estado. Un proyecto que demoró cuatro años en realizarse porque no fue solo una obra física, sino una verdadera reingeniería social.

Reubicar vendedores informales, recuperar el valor del deteriorado centro histórico, diseñar calles de prioridad peatonal, reducir velocidades y proyectar una red de infraestructura ciclista hicieron que esa ciudad esté presente como ejemplo de transformación urbana. Sus protagonistas ahí están, siguen activos y listos para más cambios.

Mazatlán acaba de vivir una intervención en su centro histórico que también incluyó una ciclovía en pleno malecón, un paso que otras ciudades de playa temen dar y siguen otorgando su principal frente de agua a los automóviles. Es cosa de días, además, para que lleguen las bicis sin anclaje a sus calles. Su instituto municipal de planeación tuvo mucho que ver, enhorabuena.

Culiacán es la más difícil. Con una cultura pro automóvil, como muchas ciudades medias, tiene un reto mayor, incluso con la llegada de un alcalde a quien le falta aprender de estos temas.
A su favor está su sociedad civil.

Sus movimientos ciudadanos han formado muy buenos funcionarios, entre ellos el titular del Implan y el director de Movilidad en el estado, ambos vienen de colectivos ciclistas que han peleado por transformar calles y avenidas.

Las riberas de sus dos ríos, ejes de la traza urbana, tienen parques lineales de alta calidad. Un pionero del nuevo urbanismo, Enrique Peñalosa, trabajó con esa ciudad durante mucho tiempo y sus huellas se notan en algunos intentos de recuperación de calles.

En noviembre presentarán un ambicioso plan de intervención de calles y avenidas.

Sinaloa se mueve, no le quiten el ojo.

hector.zamarron@milenio.com
@hzamarron

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.