• Regístrate
Estás leyendo: “Espantando” migrantes
Comparte esta noticia
Domingo , 19.05.2019 / 12:30 Hoy

Columna de Héctor Diego Medina Basave

“Espantando” migrantes

Héctor Diego Medina Basave

Publicidad
Publicidad

Todo parecía indicar que Donald Trump, en su estrategia por endurecer las leyes migratorias, habría dado la orden para seguir con la separación de familias en la frontera. Sin embargo, el presidente no solo negó estas acusaciones (un día después), sino que además culpó al presidente Obama de la crisis migratoria. Esto se suma a la petición que habría hecho Trump a los oficiales migratorios de que prohibieran la entrada a quienes buscan asilo político (lo cual es ilegal), aunque varios oficiales ya se pronunciaron al respecto diciendo que jamás romperían la ley, aunque Trump se los pidiera.

En otras palabras, Trump sigue usando su discurso explosivo, aunque no haya acciones concretas que lo respalden. Pero lo que sí hace es romper la normalidad política, y se justifica entre líneas haciendo ver que este lenguaje, con estas amenazas, son como un disuasivo para los migrantes, como un discurso para espantarlos, para que la piensen dos veces. Su idea es que sus duras palabras se graben en la mente de aquellas personas en México o en Centroamérica que tuvieran pensado hacer el viaje a Estados Unidos, y que se “asusten”, y por tanto se queden donde están, poniendo en la balanza el sufrimiento que podrían encontrar entrando al vecino país.

Quienes lo defienden dicen que en el fondo él sabe que no se trata de separar familias o de negar asilo político, más bien quiere establecer sus dichos como rumores, que repliquen los medios. Pero por más que luego se aclaran, como lo hizo en el tema de las familias, como quiera causan daño, porque sientan precedentes políticos muy poco americanos, en contra de las ideas que fundaron aquella nación.

Apunte spiritualis. Independientemente de todo, muchos migrantes no tienen mucho que perder, y diga lo que diga Trump, se la van a seguir jugando, van a continuar arriesgándose, porque no tienen más opción. Por lo tanto el discurso, más que espantar, solo divide, confronta y genera problemas internacionales y humanitarios.

hectordiego@gmail.com


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.