• Regístrate
Estás leyendo: Morena disminuye a sus disminuidos opositores
Comparte esta noticia
Martes , 16.10.2018 / 04:51 Hoy

Día con día

Morena disminuye a sus disminuidos opositores

Héctor Aguilar Camín

Publicidad
Publicidad

La iniciativa de Morena de reducir a la mitad el dinero público que reciben los partidos no tiene desperdicio como estrategia para fortalecer su posición, de por sí dominante, y disminuir a sus opositores, de por sí disminuidos.

La elección de julio dejó al PRI y al PAN en calidad de partidos testimoniales y al PRD en la orilla de la supervivencia.

La iniciativa de Morena quiere añadir a esto algo parecido a la carestía presupuestal, según ha reportado en un minucioso análisis Nación321 (https://bit.ly/2Qp6Iyn).

En 2018, por su votación previa, el PRI recibió mil 689 millones de pesos de prerrogativas, el PAN mil 281, el PRD 773 y Morena 649 millones.

Dados los votos obtenidos en la elección de 2018, las cifras cambiarán dramáticamente. En 2019, Morena recibirá mil 440 millones, el PRI 726, el PAN 774 y el PRD 338.

En términos de pérdida y ganancia, esto quiere decir que Morena recibirá 791 millones más en 2019. El PRI, en cambio, recibirá 963 millones menos, el PAN 507 millones menos y el PRD 435 millones menos.

Se antoja suficiente castigo para partidos que, si algo han demostrado, es que no saben competir sin dinero, que todo lo hacen en las elecciones con dinero público legal o con dinero ilegal, pero siempre con dinero.

Lo que Morena propone es darle una vuelta final al torniquete y reducir las cifras del dinero legal a la mitad, de modo que Morena reciba la mitad de mil 440 millones, el PRI la mitad de 726, el PAN la mitad de 774 y el PRD la mitad de 338.

Las cifras finales, una vez aplicada la reducción, serían las siguientes: Morena: 720 millones (71 millones más que en 2018); PRI: 363 millones (mil 326 millones menos que en 2018); PAN: 387 millones (894 millones menos en 2019) y PRD: 169 millones (604 millones menos que en 2019).

Es un golpe maestro de realpolitik.

De un lado, Morena responde al clamor público de recortar el dinero público a los partidos; del otro, acaba de debilitar a sus opositores, hoy más que nunca vencidos, desprestigiados y desconcertados. Ahora, también, sin dinero.

Morena construye su hegemonía a paso redoblado.

hector.aguilarcamin@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.