• Regístrate
Estás leyendo: Ahí te van estas migajas
Comparte esta noticia
Miércoles , 24.04.2019 / 09:38 Hoy

Trayectos

Ahí te van estas migajas

Fátima Ibarrola

Publicidad
Publicidad

En noviembre del año 2003 Adolfo Aguilar Zinzer, en paz descanse, entonces embajador mexicano ante la ONU dijo que: “México es el patio trasero de los Estados Unidos y dejará de serlo hasta que no haya mexicanos que piensen que ‘hay que tragar camote’ ante las relaciones con nuestro vecino del norte”… No sé usted pero a mi me ha caído muy mal constatar que el miércoles 20 de marzo al presidente López obrador se le ocurrió “de manera amistosa” reunirse con Jared Kushner, yerno y representante de Donald Trump en casa de Bernardo Gómez, vicepresidente de Televisa y asesor del gobierno mexicano. Este atorón de garganta y de ideas hace corto circuito con todos los artículos y frases que gastaron en su momento, muchos periodistas que han favorecido al lopezobradorismo cuando afirmaban, hace cosa de un año, que la invitación de Luis Videgaray al propio Kushner era un acto servil ante el imperio.

Y aunque el propio López Obrador asegure que todo este sentimiento de molestia por haber tenido la reunión bilateral en casa del señor Gómez es sólo un acto de celos, en realidadha sido un acto de subyugación, que aparentemente traerá diez mil millones de dólares de inversión a México con el fin de inyectarlos en trabajo a los más necesitados de Latinoamérica y de nuestro país, pero créame es darle una zanahoria al conejo, no les va alcanzar más que para entretener el hambre de nuestros pueblos que han sido usados como trampolín para guerras y dictaduras que sirven a Estados Unidos.

Indigna además que López Obrador declaré que haber realizado esta reunión bilateral amistosa en casa de Bernardo Gómez fue como haberla hecho en casa de cualquier ciudadano, que lo mismo pudo haberla hecho en casa de un amigo periodista, de un campesino o de un maestro… Pero pues no… lo hizo en casa de un magnate de los medios de comunicación…no es un periodista amigo, pudo haber sido en casa de un ciudadano de a píe, pero perdóneme señor López Obrador, la reunión fue en casa de un magnate, de uno de estos que son el uno por ciento de la población mundial que detenta el podereconómico, perdóneme señor López Obrador sólo fue usted por migajas, allí no hay inversión, allí no hay desarrollo, allí no hay plan de trabajo conjunto entre las naciones. Hay lo de siempre: servilismo… ¡¡¡lo de siempre!!! Lo de todos los gobiernos priistas, panistas y ahora morenistas: ¡no hay cambios hay migajas! _

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.