• Regístrate
Estás leyendo: ¿Qué hacer con Charrez?
Comparte esta noticia
Martes , 16.10.2018 / 05:22 Hoy

Intelecto opuesto

¿Qué hacer con Charrez?

Eduardo González

Publicidad
Publicidad

Quienes le conocen saben que es un político que da pocas explicaciones. Un personaje más mediático que efectivo, pero que es popular y ha sabido moverse entre el pueblo.

Cipriano Charrez Pedraza cumplirá este sábado una semana siendo uno de los temas más comentados a nivel nacional. Nunca antes se le había dado tal cobertura a un personaje de la política hidalguense como se ha hecho con el ex presidente municipal de Ixmiquilpan.

El apellido Charrez ahora es conocido en todo México. Aunque no para bien. Sin embargo, a pesar de ello, parece no incomodarle estar en boca de todos.

Su hermano Pascual, el actual edil del municipio, aprovechó la vorágine del tema del accidente del sábado 6 de octubre que le costó la vida a un joven de Alfajayucan, para deslindarse y de paso pedir que solicite licencia al cargo de diputado federal.

¿Qué debería hacer Cipriano Charrez en estos momentos?, primero, tarde pero a tiempo, separarse efectivamente de su encargo y acudir a las autoridades a deslindar las responsabilidades y reparar el daño que se tenga que reparar.

¿Qué deberíamos hacer con Cipriano Charrez?, no permitir que el momento le sirva de catapulta personal para otros fines que sabemos persigue de fondo como lo son el escalar en su carrera política.

Y no es que esté mal o sea algo negativo buscar posicionarse o aspirar a lo más alto en Hidalgo. El asunto es que hasta que no se aclare lo ocurrido en el accidente de la México-Laredo no puede Cipriano andar como si nada hubiera pasado.

Hasta que no se garantice un verdadero pago del daño, no se puede decir que ya se le otorgó el perdón legal, y seguir como todos los días.

En un pronunciamiento hecho ayer por la noche por su hermano Pascual, se reiteró que independientemente de que sea cierto o no que la familia del joven fallecido se haya desistido a que la Procuraduría siga investigando el asunto, “es una obligación ética y moral que Cipriano Charrez deje el cargo ya que su credibilidad está quebrantada ante el grueso de la ciudadanía de Ixmiquilpan”.

Y tiene razón el edil del PT, quien de paso ha sido el único político que ha ofrecido públicamente su apoyo y respaldo a la familia de los afectados, a pesar de que son ciudadanos del municipio vecino de Alfajayucan.

Este caso no solo es lamentable por la pérdida de una vida humana, sino porque nos deja una lección muy dura. Una en la que se da uno cuenta que la política no está, por el momento, al servicio de la gente.

Este fin de semana se cumplirá una semana de lo ocurrido y parece que han transcurrido meses de indagación y trámites. Cipriano Charrez debe buscar limpiar su nombre y honor por medio de una honesta separación de la diputación federal y volver cuando se haya concluido el tema, política y legalmente.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.