• Regístrate
Estás leyendo: ¿Ayer a quién le invadió el colapso?
Comparte esta noticia
Martes , 16.10.2018 / 04:54 Hoy

Malas compañías

¿Ayer a quién le invadió el colapso?

Celeste Ramírez

Publicidad
Publicidad

Con honestidad respondan.

¿Quién experimentó una súbita incomodidad: dolores o molestias torácicas o estomacales; mareos, irritabilidad, miedo, sofocos, escalofríos, entumecimiento de las manos?

¿Quién sintió calambres? Respondamos, sin menor pena.

¿Tuvieron palpitaciones, aceleración de la frecuencia cardíaca, sensación de ahogo o de falta de aire, sudoración, temblores o agitación?

No hay por qué ruborizarse. Vamos, seamos honestos.

Ayer, por primera vez en la historia de internet fueron cambiadas las claves criptográficas que protegen las direcciones de dominio, lo cual provocó que la red mundial registrará una operación disminuida e incluso fallas en algunos servicios.

Y aunque no representó un colapso mundial de la Internet (la caída de la red en el mundo, pues), sí pudo provocar que los usuarios experimentaran un sentimiento de pérdida y enojo debido a que la conexión “estuvo muy lenta”.

No lo decimos, pero sucede.

Porque el nuevo hábito social tiene que ver con el avance tecnológico. La cotidianidad depende de la internet y su masa incalculable de datos e información, así como de las oportunidades de conocimiento y relaciones humanas: ¡qué dramático!

Hoy, simplemente: la comunicación–personal y hasta laboral- se redujo a vía WhatsApp.

No, no hubo colapso mundial del Internet. Sin embargo, el mínimo movimiento tecnológico que saca de conexión (aunque sea por instantes) nos provoca intolerancia a la frustración y nos hace animalizamos en esa búsqueda implacable de “aunque sea una barrita” para enviar o recibir mensajes.

El 10 de octubre se festejó el día mundial de la salud mental, tiempo propicio para reflexionar sobre las nuevas conductas adictivas; sobre los nuevos trastornos derivados de la tecnología.

Ayer hubo quien, -por supuesto- experimentó un inusual episodio de angustia.

No logramos conciliar nuestra vida virtual y nuestra vida real.



Palomitas azules... ¡Me dejaron en visto! :(

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.