• Regístrate
Estás leyendo: La crueldad de Trump y el silencio del mundo
Comparte esta noticia
Viernes , 20.07.2018 / 07:33 Hoy

Duda razonable

La crueldad de Trump y el silencio del mundo

Carlos Puig

Publicidad
Publicidad

El cambio de política implementado por la administración de Donald Trump respecto a cómo tratar a los niños que llegan con sus padres y pasan la frontera sin documentos es ya un escándalo político en Estados Unidos.

Ocupa primeras planas, discusiones con los voceros de la Casa Blanca, la indignación de editoriales, quejas de organizaciones de derechos humanos, empresarios y políticos, y otros personajes públicos que apoyan a Trump han mostrado su molestia con la nueva política.

Nada de esto ha cambiado el parecer del presidente y su equipo.

La política de tolerancia cero no cambiará, nos dicen.

El gobierno más poderoso del orbe ha vuelto rehenes a los niños. Así explican la política: “Cualquiera que cruce la frontera ilegalmente está sujeto a enjuiciamiento criminal federal. Como en el caso de los procesos penales, independientemente del estado migratorio del delincuente penal, la persona procesada será transferida a la custodia penal federal por infringir la ley de los Estados Unidos. Por lo tanto, las familias con hijos que ingresen ilegalmente a los Estados Unidos serán separadas cuando el padre sea transferido a la custodia federal por infringir la ley de los Estados Unidos”.

Frente al escándalo, Trump endureció ayer la postura: “Los niños están siendo utilizados por algunos de los peores criminales en la tierra como un medio para entrar en nuestro país. ¿Alguien ha estado mirando el crimen que está teniendo lugar al sur de la frontera? Es histórico, con algunos países, uno de los lugares más peligrosos del mundo. No va a suceder en los EU. Es la culpa de los demócratas por ser débiles e ineficaces con la seguridad y el crimen. Diles que empiecen a pensar en la gente devastada por el crimen proveniente de la inmigración ilegal”.

Hoy hay alrededor de 2 mil de estos niños separados de sus padres y la cifra aumenta día a día. En su mayoría centroamericanos, a la mayoría de los mexicanos los deportan casi inmediatamente.

Frente a esta crueldad, hasta hoy, el mundo calla.

Tantos tratados, tantas instituciones globales, tantas organizaciones de derechos humanos.

Miles de niños tratados como rehenes por un gobierno, en jaulas.

Twitter: @puigcarlos

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.