• Regístrate
Estás leyendo: El nuevo AMLO
Comparte esta noticia
Lunes , 16.07.2018 / 23:04 Hoy

La letra desobediente

El nuevo AMLO

Braulio Peralta

Publicidad
Publicidad

Hace un buen rato se desfiguró el espectro de la izquierda en México, sin ideólogos. Lo mismo pasa en el resto del mundo, incluida la Rusia de Putin. Hoy, nadie con cordura gobernaría como lo hacen en Cuba, último eslabón de una opción política que fracasó en un universo donde el capitalismo es juez y amo de todas las cosas.

Bajo esa idea voté ayer por el Frente que comanda Ricardo Anaya, un trío de partidos que tarde o temprano tendrán que gobernar con una idea centrista —entre la izquierda y la derecha—, único camino en el planeta de los acuerdos internacionales, o quedas fuera de las negociaciones de todo tipo de interés social y económico.

No renunciaré nunca a la izquierda bajo la idea del socialismo. Pero hoy es un sueño que otras generaciones verán algún día. No la vivirán esos que votaron por Andrés Manuel López Obrador, claramente cercado por intereses de gente, con nombres de políticos comprobadamente de otras alianzas que nunca apostaron por el lado izquierdo. La ausencia de crítica de esos soñadores del pasado será hoy su desastre en los próximos meses.

Por eso es mejor pensar en tiempo presente. Y pasar al lado opositor, por congruencia. Si Ricardo Anaya es tan inteligente como dicen, hará con el Frente o sin él su nuevo partido con todas las alianzas, y las que se acumulen. Mejor es dejarle el arcaísmo al PAN: que se peleen por el conservadurismo. Las condiciones sociales del país permiten la muerte de los partidos tradicionales para la resurrección de nuevos conceptos. El PRI llegó a su última oportunidad. O se transforma o se muere. (Meade fue sin duda un candidato inteligente que, si hubiera sido independiente de verdad, le hubiera ido mejor en las votaciones de ayer). Hoy AMLO es el nuevo PRI, con una izquierda relegada, sin futuro.

Escribo esta columna sin conocer los resultados finales del domingo. Yo quisiera que Anaya la tuviera menos difícil para salir a defenderse de las imputaciones en su contra. No importa. El número de votos que logre serán suficientes para sus empeños a partir de

hoy. Será el nuevo AMLO de los próximos años. Es joven. Dicen que lo harán pinole si no logra sus objetivos. Creo que se equivocan. Anaya tiene proyecto, visión y mucha ambición.

No es malo estar en la oposición. Malo es agacharse y no darse cuenta…

TRASPIÉ: Ya 40 años de visibilidad gay gracias a quienes salieron a la calle en 1978. Gran ejemplo de lucha. Y la idea de quienes marcharon el sábado pasado para recordarlo —bajo la impronta del socialismo— es aún el sueño de muchos. Pero no es Morena el que lo logrará, que nadie se mienta. Seguimos huérfanos…

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.