• Regístrate
Estás leyendo: Árboles medicinales
Comparte esta noticia

Ciencia, educación y ambiente

Árboles medicinales

Arlette López

Publicidad
Publicidad

Uno de los propósitos de las vacaciones es realizar esas actividades que siempre tenemos en mente como ir a la playa o estar en contacto con la naturaleza lo que siempre es una buena opción para disfrutar de la biodiversidad que no solo nos alegra la vista y el ánimo sino que también contribuye en ocasiones de manera espectacular con nuestra salud ya que parte de esa biodiversidad que observamos nos puede quitar desde un dolor de cabeza hasta controlar un cáncer.

¿Y cómo es posible?

Por la curiosidad de los seres humanos y la búsqueda de alimentos se fueron descubriendo las propiedades de algunas plantas algunas comestibles, otras venenosas y otras medicinales. ¿Fue investigación, casualidad suerte? Las referencias más antiguas registradas en tablillas de arcilla hace 4000 años hablan de beneficios de algunas plantas medicinales y comestibles. Existen fórmulas plasmadas en los papiros y registros de la medicina tradicional china utilizadas hace 5000 años.

Como a veces sucede interviene el azar como fue el caso de la quinina donde un soldado español con una fuerte fiebre bebió agua de un charco donde había caído una rama del árbol de Quino controlándose esta dolencia inmediatamente. Investigaciones posteriores a la corteza, descubren que también combate al paludismo es digestivo y antiséptico.

Otro árbol, el Sauce, además de dar una refrescante sombra lo tenemos en versión medicinal en casa y lo conocemos como aspirina. El protagonista del benéfico efecto se aisló por medios químicos de la corteza del árbol en el siglo XVIII siendo el ácido acetil salicílico que en forma de aspirina se incluyó en el botiquín del Apolo XI en 1969

Un árbol maravilloso esel Tejo que se utilizaba como veneno pues corteza, madera y hojas tienen alcaloides que actúan sobre el sistema nervioso llegando a causar la muerte. Alcanza los 20 metros es muy longevo hasta 1 500 años siendo el árbol más antiguo de Europa. Hace unos años en Estado Unidos se inició un proyecto de investigación para encontrar en especies de plantas compuestos contra tumores cancerosos encontrándose en el tejo un agente quimioterapéutico que se le llamó paclitaxelaplicándose con éxito en cáncer de mama, ovarios y algunos tumores de pulmón. Si en este periodo salimos al campo observemos y cuidemos a la naturaleza quizá algo que nos llame la atención pueda ser benéfico para nuestra salud.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.